Usar una lavadora después de haber estado almacenada

Si has dejado tu lavadora almacenada por un tiempo y estás listo para volver a usarla, es importante seguir algunos pasos clave. Desde eliminar el polvo acumulado hasta verificar el estado de las conexiones, te contamos todo lo que necesitas saber para poner en marcha tu lavadora nuevamente. ¡Descubre cómo hacerlo de manera efectiva y sin contratiempos!

Su lavadora que ha estado guardada por un tiempo puede verse absolutamente bien en la superficie. ¡Incluso podría verse como nuevo!

Pero la triste verdad es que su lavadora comenzó a llenarse de gérmenes, olores y bacterias horribles tan pronto como la dejó en su nuevo hogar. Y si esto no fuera lo suficientemente malo, es posible que su electrodoméstico haya comenzado a fallar internamente mientras esperaba que lo recogiera.

Entonces, antes de comenzar a lavar tu ropa en tu lavadora recién salida de almacenamiento, ¡debes realizar algunas comprobaciones esenciales! Descubra a continuación cómo utilizar una lavadora después de haberla almacenado.

¿Qué problemas potenciales puede tener una lavadora después de haber estado almacenada?

Desafortunadamente, no todas las lavadoras se guardan bien. Y aunque se ven bien en la superficie, cuando los lleves a casa y comiences a usarlos, rápidamente notarás que en realidad son bastante enfermizos por dentro.

Aquí hay algunas fallas comunes que tienen las lavadoras que han estado almacenadas:

  • La podredumbre se ha instalado
  • Las piezas han comenzado a secarse (mangueras/sellos)
  • La corrosión ha afectado la estructura metálica (conexiones/tambor).
  • Las piezas han comenzado a fallar (bomba/motor)
  • Los ambientes con poca ventilación y las temperaturas gélidas han afectado el funcionamiento interno del electrodoméstico.
  • Han aparecido grietas en las piezas debido al entorno (mangueras/sellos)
  • Han comenzado a crecer moho y hongos dentro de la máquina (junta/tambor/puerta)

Por supuesto, no todas las lavadoras sufrirán estos problemas y existen formas de minimizar el daño que puede causar el almacenamiento.

Usar una lavadora después de haber estado almacenada

Si recientemente sacó su lavadora del lugar de almacenamiento, es posible que tenga la tentación de tirar una carga de ropa para lavar. Pero esta no es la mejor idea, incluso si su lavadora se ve exactamente igual que el día que la llevó al almacén.

Lamentablemente, la lavadora probablemente esté plagada de todo tipo de gérmenes y moho, y es posible que no puedas ver algunos de los otros problemas que sufre tu electrodoméstico.

Entonces, antes de comenzar a lavar la ropa, siga los pasos a continuación para asegurarse de que su máquina sea realmente segura e higiénica.

Paso 1: revisa la lavadora

Una de las primeras cosas que debes hacer cuando lleves tu lavadora a casa es revisarla minuciosamente.

No es necesario apresurar este proceso; de hecho, cuanto más lento vaya, más posibilidades habrá de encontrar problemas potenciales que podrían obstaculizar el funcionamiento del electrodoméstico. Sé paciente.

¡Debes examinar cada rincón que puedas encontrar! Esto incluye:

  • Revise el exterior de la máquina en busca de abolladuras, grietas o rayones.
  • Abra la puerta/tapa y busque marcas y moho.
  • Revise el sello en busca de moho y roturas.
  • Examine la manguera en busca de grietas y posibles fugas.
  • Inspeccione el tambor en busca de óxido.
  • No olvide estar atento a las conexiones sueltas y oxidadas en la parte posterior de la máquina.
  • Abra la trampilla en la parte delantera de la lavadora e inspeccione el filtro.
  • También debes revisar el cajón del detergente porque es probable que haya acumulación de suciedad allí.

Cada imperfección que descubra al inspeccionar su máquina le contará una historia. Y, a su vez, tendrá una idea de qué podría estar mal con su máquina o qué piezas podrían necesitar reparación.

Si ve algún daño obvio, como grietas, corrosión, moho o podredumbre, debe reemplazar las piezas defectuosas, tratar los problemas o aceptar que la lavadora no funcionará de manera efectiva.

En el lado positivo, si no ve ningún problema, considérese afortunado y continúe con Paso 2.

Paso 2: Deje que la lavadora haga un ciclo de centrifugado y escuche los ruidos.

El siguiente paso es probar la máquina. Pero no querrás llenar el aparato con agua en esta etapa porque es posible que no se escurra.

En su lugar, debe ejecutar un ciclo de centrifugado en la máquina para ver cómo se comporta el aparato. Y al mismo tiempo, debe estar atento a los ruidos esperados y aleatorios que provienen de la máquina.

Debería poder escuchar el motor, el tambor y la bomba de agua funcionando cuando se realiza este ciclo.

Si no puede oír ninguna de estas partes, hay un gran problema con la máquina. Y es probable que las piezas en cuestión se hayan atascado cuando el electrodoméstico estaba almacenado.

Y aunque la mayoría de estas piezas se pueden reemplazar, puede ser un trabajo costoso, especialmente si no vas a hacer el trabajo tú mismo. Habría que sopesar los pros y los contras de realizar un trabajo de reparación tan extenso antes de empezar a trabajar en la máquina.

Por otro lado, si puedes escuchar las tres partes funcionando sin problemas, ¡tu máquina está funcionando muy bien! Pasar a Paso 3.

Paso 3: inicia un ciclo de lavado para ver qué pasa

Si escuchaste todos los ruidos correctos en Paso 2, lo siguiente que debes hacer es probar tu lavadora de verdad. Entonces, inicia un ciclo de lavado real y deja que la máquina lo realice.

Durante este tiempo, debe estar muy atento a las fugas, especialmente las que provienen de la manguera, la puerta y cualquier conexión. Aunque deberías haber visto grietas en Paso 1algunas cizañas son tan pequeñas que solo las notas cuando comienzas a hacer pasar agua por el sistema.

Si ve una fuga de agua de la máquina, debe detenerla, cortar la energía y drenar el agua. Entonces necesitas encontrar la fuente del problema.

Si tiene suerte, es posible que pueda resolver el problema rápidamente y luego podrá comprar e instalar una pieza de repuesto para la lavadora. Sin embargo, no siempre es tan sencillo y, a menudo, lleva tiempo descubrir de dónde proviene una fuga. Sé paciente.

Además de lo anterior, también debes controlar si la lavadora es capaz de regular la cantidad de agua que toma a bordo. A veces, cuando las máquinas han estado almacenadas, pierden la capacidad de controlar la cantidad de líquido que dejan entrar en el tambor. Esto provoca que el tambor se sobrellene.

Existe una solución rápida para esto, es decir, puede revisar y limpiar la suciedad que hay alrededor de la válvula de entrada, o puede reemplazar la válvula si no se puede reparar.

Por supuesto, es posible que su máquina esté absolutamente bien y que no sea necesario reparar ninguna pieza. Si este es el caso, continúe con el paso final, Etapa 4.

Paso 4: limpia tu lavadora

En este punto, habrás mirado y examinado tu lavadora, también habrás ejecutado un ciclo de centrifugado y un ciclo de lavado.

Y suponiendo que todo esté bien y que solo haya tenido que hacer lo mínimo indispensable para que su lavadora vuelva a estar en óptimas condiciones, puede completar esto último paso: limpieza de la lavadora.

Aunque su máquina pueda estar funcionando bien, eso no significa que sea higiénica de ninguna manera. De hecho, probablemente albergue más gérmenes de los que cree. Entonces, aquí tienes una guía paso a paso para limpiar tu lavadora.

Lavadora de carga frontal

  1. Vacíe la máquina.
  2. Limpia el bidón con bicarbonato de sodio para erradicar los olores.
  3. Limpiar las juntas con vinagre blanco.
  4. Limpia el cajón del detergente con vinagre blanco y agua caliente.
  5. Ejecute el ciclo de lavado más caliente y agregue una pizca de vinagre blanco a la máquina.
  6. Limpia el exterior con vinagre blanco o un limpiador en aerosol multiuso.
  7. Deja la puerta abierta.

Lavadora de carga superior

  1. Retire todo de la máquina.
  2. Limpie el tambor ejecutando un ciclo caliente con blanqueador con cloro a través del aparato.
  3. Limpia el tambor nuevamente ejecutando otro ciclo caliente, pero esta vez agrega vinagre blanco a la máquina.
  4. Limpiar el dispensador con agua caliente y vinagre blanco.
  5. Limpia la llanta con un paño de microfibra humedecido en vinagre blanco.
  6. Limpia el exterior con un limpiador multiuso.
  7. Deje la tapa abierta.

Lea la guía detallada sobre cómo limpiar una lavadora que ha estado almacenada para obtener más consejos.

¿Cuánto tiempo puede permanecer una lavadora sin usar?

Si una lavadora se prepara correctamente para su almacenamiento, y se guarda en las condiciones adecuadas, puede permanecer así durante unos buenos meses. Y cuando salga de la unidad de almacenamiento, debería funcionar bien, pero necesitará una limpieza a fondo.

Por otro lado, si una lavadora no recibe el tratamiento y cuidado adecuado antes y durante el almacenamiento, es poco probable que funcione eficazmente cuando salga de la unidad de almacenamiento. En este punto se habrán producido todo tipo de gérmenes, óxido, grietas y daños en general.

Cómo preparar una lavadora para su almacenamiento

Con suerte, no tendrás que volver a guardar tu lavadora. Pero en caso de que así sea, aquí tienes algunos consejos de preparación para mantener tu lavadora más segura por más tiempo:

  • Lea su manual de usuario para ver si el folleto le brinda algún consejo sobre cómo almacenar el electrodoméstico cuando no esté en uso.
  • Limpie la lavadora adecuadamente aproximadamente 72 horas antes de guardarla, pero no use detergente. De hecho, necesitarás usar un limpiador de base natural, como vinagre blanco, para eliminar los residuos de detergente.
  • Cuando finalice el largo ciclo de limpieza en caliente, limpie toda la lavadora para secarla.
  • Deje la puerta de la lavadora abierta para que pueda entrar aire.
  • Apague la alimentación, desenchufe el cable y corte el suministro de agua a la máquina.
  • Asegúrese de que la máquina haya drenado toda el agua. Incline la máquina hacia arriba para sacar el agua.
  • Deje que el aparato se seque.
  • Coloque la manguera y cualquier otra conexión a un lado para que se sequen.
  • Trate de no dejar una lavadora donde pueda llegar demasiada condensación.
  • Si vas a utilizar una funda, asegúrate de que sea transpirable.
  • Trate de no colocar el aparato directamente sobre el suelo; levántelo del suelo si puede.
  • No cierre la puerta de la lavadora, incluso cuando llegue al mueble de almacenamiento. Hay que dejarlo abierto.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Preguntas frecuentes sobre usar una lavadora después de haber estado almacenada

Preguntas frecuentes sobre usar una lavadora después de haber estado almacenada

1. ¿Es seguro usar una lavadora después de haber estado almacenada por un tiempo?

Sí, es seguro usar una lavadora después de haber estado almacenada, pero es importante seguir algunas precauciones.

2. ¿Cuáles son las precauciones a tomar antes de utilizarla?

Antes de utilizar una lavadora después de haber estado almacenada, se recomienda:

  1. Limpiar el interior: Asegúrate de limpiar el interior de la lavadora con un paño húmedo para eliminar cualquier polvo o suciedad acumulada.
  2. Comprobar las conexiones: Verifica que todas las conexiones estén en buen estado y no presenten fugas de agua.
  3. Revisar los cables: Asegúrate de que los cables de alimentación estén en buenas condiciones y no estén dañados.

3. ¿Hay alguna recomendación previa antes de realizar un ciclo de lavado?

Sí, se recomienda realizar un ciclo de lavado vacío sin ropa antes de usar la lavadora después de un largo período de almacenamiento.

4. ¿Cómo puedo asegurarme de que la lavadora funcione correctamente?

Para asegurarte de que tu lavadora funcione correctamente después de estar almacenada, puedes:

  1. Realizar una prueba de funcionamiento: Ejecuta un ciclo de lavado con una carga pequeña de ropa para verificar que la lavadora funcione correctamente y sin problemas.
  2. Observar cualquier problema: Está atento a cualquier ruido inusual, fugas de agua u otros problemas que puedan surgir durante el ciclo de lavado.
  3. Seguir las instrucciones del fabricante: Lee el manual de instrucciones de la lavadora para asegurarte de seguir todos los procedimientos recomendados por el fabricante.

5. ¿Dónde puedo obtener más información sobre el funcionamiento y cuidado de una lavadora?

Puedes obtener más información sobre el funcionamiento y cuidado de una lavadora visitando la siguiente referencia:


Deja un comentario