¿Por qué mi aspiradora ha dejado de funcionar repentinamente?

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Una aspiradora hace que tu trabajo de limpieza sea más relajado y ligero. Teniendo en cuenta el trabajo que tiene que hacer una aspiradora para mantener limpios los pisos y las superficies, es probable que se rompa ocasionalmente. Sin embargo, el problema puede ser más simple de lo que cree y se puede solucionar fácilmente si comprende su origen.

¿Por qué mi aspiradora ha dejado de funcionar de repente? Puede sonar simple, pero la falta de energía es a menudo la razón por la que su aspiradora deja de funcionar. Verifique que la aspiradora esté correctamente enchufada a una toma de corriente que funcione, o que los fusibles y disyuntores no necesiten restablecerse.

Si su aspiradora deja de funcionar repentinamente, podría deberse a una o más razones. La mayoría de las máquinas están equipadas con un gatillo protector que evita que el motor se queme. En este post te responderemos: ¿por qué mi aspiradora ha dejado de funcionar? Aquí está la guía completa de solución de problemas de la aspiradora:

1. Falta de poder

¿Se ha ido la luz sin su conocimiento? El estado de energía debe ser lo primero que debe verificar si su máquina deja de funcionar repentinamente. Asegúrese de que esté enchufado correctamente en el enchufe si un corte de energía no es el problema. A menudo encontramos que el mayor culpable de los problemas de la aspiradora es simplemente la falta de energía.

Además, es posible que también deba verificar que los fusibles y los interruptores estén en buenas condiciones de funcionamiento. Podría ser que necesiten reiniciarse para que el limpiador reanude su funcionamiento. Quemar un fusible o disparar un disyuntor es relativamente problema comúnespecialmente si te gusta pasar la aspiradora, ya que lleva una gran carga eléctrica.

2. Corte térmico activado

Un corte térmico activado debido a un bloqueo es la siguiente causa más probable del problema. ¿Hay obstrucciones en los filtros o en la manguera? Una obstrucción en cualquier parte de la aspiradora podría ser el origen del problema. Retire siempre el enchufe de la aspiradora de la fuente de alimentación antes de solucionar problemas o intentar eliminar cualquier obstrucción.

Algunas áreas comunes donde ocurren obstrucciones incluyen los filtros, el cabezal de succión y los tubos. Si identifica el bloqueo y lo resuelve, su problema se resolverá. Deje que la máquina se enfríe antes de volver a encenderla. Verifique el tiempo mínimo recomendado, como se indica en la guía del usuario.

3. Un contenedor o bolsa de basura llena

¿Por qué mi aspiradora dejó de funcionar repentinamente?

Una bolsa de polvo/suciedad llena puede hacer que una aspiradora deje de funcionar repentinamente.

Un contenedor o una bolsa llenos impedirán que la aspiradora funcione como se requiere. El remedio simple al problema es vaciar el contenedor. Acostúmbrese a vaciar la basura en el bote de basura con la mayor frecuencia posible para evitar este tipo de problemas. Además, limpiar la bolsa para el polvo con frecuencia evitará que el polvo circule de regreso a un área.

4. Interruptor de encendido/apagado defectuoso

El interruptor de ENCENDIDO/APAGADO puede fallar con el tiempo y debe reemplazarse, especialmente si la aspiradora es vieja. Si el interruptor de ENCENDIDO/APAGADO no funciona como debería, su aspiradora podría dejar de funcionar repentinamente. Involuntariamente apagará la máquina cuando debería estar encendida, o no se iniciará cuando lo necesite.

Recuerde, los controles difieren de un modelo a otro, pero su proceso de reemplazo es el mismo. Puede encargar el reemplazo a un profesional o puede hacerlo usted mismo. Si su aspiradora está obsoleta, considere reemplazarla y compre una aspiradora vertical nueva y mejorada.

5. Cable dañado

Otro problema común es que el cable puede estar roto por dentro, lo que impide que la energía llegue al motor. Comience por verificar si está bien sujeto a la máquina y si no tiene grietas en su longitud. Si tiene algún signo de daño, es aconsejable reemplazarlo de inmediato para evitar más daños a la aspiradora.

Otras áreas para verificar en la ruta eléctrica incluyen el enchufe y los fusibles. Use un multímetro para seguir la ruta eléctrica para identificar cualquier enlace roto. Si no hay lectura, verifique el cableado y el tomacorriente. Para ayudarlo a visualizar mejor este método, vea este video simple sobre cómo rastrear fallas en una aspiradora:

6. Rodillo de cepillo enredado

¿Ha limpiado el cepillo cilíndrico con frecuencia? De lo contrario, el cepillo giratorio sucio puede ser una fuente potencial de problemas. Un rodillo que se enrede con mechones de pelo, pelo de mascotas o fibra de alfombra no girará como debería. Esto hará que la aspiradora se apague repentinamente para evitar que el motor funcione en exceso o se sobrecaliente.

Afortunadamente, esta es una solución fácil. Desconecte la alimentación y desenrede el cabezal del cepillo. Corta los escombros con un par de tijeras y sácalo todo. Una vez que el rodillo y el cepillo estén limpios, enchufe la máquina y vea si el problema persiste. Acostúmbrese a limpiar el polvo, la suciedad y los residuos del cepillo cilíndrico después de varias limpiezas.

7. Motor fallido

Si todo lo demás falla para revelar el problema, probablemente debería revisar el motor. La primera señal de que el motor está defectuoso es que el limpiador parece muerto. Los problemas del motor generalmente surgen de filtros bloqueados, cepillos giratorios obstruidos o bolsas de aspiradora usadas en exceso. Si el motor está defectuoso, debe reemplazar el motor de la aspiradora.

Sin embargo, antes de reemplazar el motor, verifique que el problema subyacente esté solucionado. No tiene sentido tener un motor nuevo que se averíe tan pronto como se arregle. Alternativamente, también puede usar esto como una oportunidad para comprar una nueva aspiradora. ¿Quizás una nueva aspiradora de mano?

Si se encuentra con alguno de los problemas anteriores y los soluciona, su máquina debería volver a funcionar normalmente. Desafortunadamente, a veces no permanece encendido por mucho tiempo después de enchufarlo. Esta es otra situación frustrante que puede empañar nuestro estado de ánimo de limpieza. La causa probable de esto es el sobrecalentamiento.

Lo más probable es que la máquina se esté calentando demasiado y se apague automáticamente para enfriarse. Si esto sucede más de dos veces, desconecte la máquina y déjela por un tiempo. El manual de usuario específico de su modelo indica cuánto tiempo debe esperar. Una vez que se haya enfriado, verifique si alguna obstrucción impide que funcione.

Si la situación persiste, es posible que sea necesario reemplazar el fusible térmico pequeño. Afortunadamente, puede obtenerlo fácilmente en la tienda local de aspiradoras y reemplazarlo usted mismo o contratar a un experto.

Para recapitular todo lo comentado, comprueba si hay algún bloqueo en alguna de las partes que obstruyen la máquina. La ruta eléctrica también puede verse comprometida e incapaz de permitir que la energía llegue al motor. Otros problemas podrían ser un depósito de polvo lleno, un cepillo giratorio obstruido, controles defectuosos o un motor averiado.

Y ahí lo tiene, la guía completa de solución de problemas a la pregunta: ¿por qué mi aspiradora dejó de funcionar repentinamente? Una vez que identifique el problema y lo solucione, deje que la aspiradora se enfríe antes de volver a encenderla. Si el problema persiste, obtenga ayuda profesional o reemplace la unidad.

Deja un comentario