Lavavajillas ruidoso: causas y soluciones

¿Te molesta el ruido que hace tu lavavajillas? No te preocupes, en este artículo te mostraremos las causas y soluciones para ese ruido molesto. Descubre cómo puedes disfrutar de un lavado silencioso y eficiente. ¡No te lo pierdas!

Un lavavajillas ruidoso puede deberse a muchas cosas. Si bien un pequeño ruido proveniente de su lavavajillas durante el funcionamiento no debería ser motivo de preocupación, los ruidos inusuales pueden requerir una cierta investigación.

La causa del ruido de su lavavajillas a menudo puede determinarse por el ruido que hace. Un zumbido, por ejemplo, puede mostrar un problema, mientras que un chirrido muestra otro problema.

Profundicemos en las causas de los lavavajillas ruidosos y exploremos las soluciones a estos problemas, ¿de acuerdo?

1. Golpes

Un ruido sordo procedente de su lavavajillas puede resultar un poco molesto. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no hay nada de qué preocuparse.

Este ruido sordo puede deberse al agua que fluye a través de la manguera de drenaje. Esto hace que la máquina vibre y provoca el ruido.

Otra causa de golpes en los lavavajillas es que la máquina no estaba nivelada correctamente cuando se instaló. Si nota que su lavavajillas se mueve mucho durante el ciclo, es probable que se deba a que las patas niveladoras no estaban colocadas correctamente.

Para solucionar este problema, es sólo cuestión de coger una linterna y mirar debajo de la máquina. En cada esquina encontrará un pie nivelador que se puede ajustar.

Asegúrese de que todos los pies toquen el suelo de manera uniforme, y esto debería detener cualquier ruido de golpes agresivos.

2. Zumbido

Los zumbidos suelen ser causados ​​por una bomba de drenaje o una bomba de lavado. Por supuesto, debe esperar algún zumbido del lavavajillas durante el uso, pero si es notablemente diferente o más fuerte de lo habitual, hay algunas áreas que debe verificar para detectar fallas.

En algunos casos, es posible que la bomba de drenaje deba trabajar más debido a una obstrucción que significa que el lavavajillas no está drenando correctamente. Tenemos un artículo completo sobre lavavajillas que no drenan correctamente que puede ayudar aquí.

Si la bomba de lavado está rota o defectuosa, esto reducirá el flujo de agua a través de su lavavajillas. Si este es el caso, puedes notar que tus platos no se limpian tan a fondo como de costumbre. Es posible que la bomba de lavado o su filtro estén bloqueados, por lo que vale la pena investigarlo.

Lamentablemente, la ubicación y la disposición del filtro de las bombas de lavado de lavavajillas varían de un modelo a otro, por lo que no podemos ayudar mucho aquí.

Pero intenta buscar el manual de usuario de tu lavavajillas, ya que esto puede ayudar. Incluso es posible que puedas encontrar un vídeo en línea de alguien limpiando la bomba de lavado de tu lavavajillas.

3. Molienda

El chirrido proveniente de un lavavajillas puede deberse a varias cosas. Sin embargo, lo más fácil de comprobar es si hay algo atascado en las cuchillas del lavavajillas.

Durante un ciclo, las cuchillas giran para cortar cualquier residuo sólido que se retire de los platos. Previenen obstrucciones graves en el sistema de drenaje.

Las cuchillas de la picadora pueden manipular la mayoría de los restos de comida blandos. Sin embargo, si algo como, por ejemplo, un grano de palomitas de maíz se atasca en ellos, puede provocar un chirrido.

Las bombas defectuosas ocasionalmente también pueden causar un chirrido. Por lo general, esto se debe al desgaste de un cojinete en la bomba.

El chirrido suele empeorar con el tiempo si se trata de un rodamiento. Reemplazar la bomba con el rodamiento defectuoso resolverá este problema. Nuevamente, busque orientación en su manual de usuario aquí.

4. Chillando

Un chirrido suele deberse a cojinetes desgastados en el lavavajillas. Hay muchos rodamientos en un lavavajillas, pero los más comunes que se desgastan son los de la bomba de drenaje o la bomba de lavado.

Estos cojinetes sostienen el rotor de la bomba, permitiéndole girar correctamente. Si están oxidados o dañados, los cojinetes comenzarán a chirriar y también impedirán que la bomba funcione correctamente.

Nuevamente, consultar el manual del usuario le ayudará a localizar las bombas. Las bombas suelen ser unidades selladas, por lo que tendrás que reemplazar todo y no solo los cojinetes.

Esperamos que este vistazo a los lavavajillas y los ruidos extraños que pueden hacer haya sido de ayuda. Para obtener más ayuda con problemas comunes del lavavajillas, explore el resto de In The Wash.

También tenemos listas de los mejores lavavajillas disponibles en el Reino Unido para cualquier presupuesto si su lavavajillas no se puede reparar.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






Lavavajillas ruidoso: causas y soluciones

Preguntas frecuentes sobre lavavajillas ruidosos

1. ¿Por qué mi lavavajillas hace tanto ruido?


Los lavavajillas pueden hacer ruido debido a varias razones, como:

  1. Bloqueos o obstrucciones: En ocasiones, objetos pequeños pueden atascarse en la bomba de drenaje o en los rotores del lavavajillas, lo cual puede generar ruidos anormales. Puedes consultar este enlace para más información sobre bombas hidráulicas.
  2. Desgaste de piezas: Con el tiempo, algunos componentes del lavavajillas, como las aspas o los rodamientos, pueden desgastarse y producir ruidos. Obtén más detalles sobre rodamientos aquí.
  3. Problemas con el motor: Si el motor del lavavajillas no funciona correctamente, puede generar ruidos inusuales. Debes considerar consultar a un técnico especializado.
  4. Niveles de instalación: Un lavavajillas mal instalado puede vibrar excesivamente y provocar ruidos. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante al momento de instalarlo.

2. ¿Cómo puedo solucionar el ruido de mi lavavajillas?


Aquí tienes algunas posibles soluciones para reducir el ruido del lavavajillas:

  1. Limpieza y mantenimiento: Realiza una limpieza regular del filtro y los brazos rociadores de tu lavavajillas para evitar obstrucciones que causen ruidos. Es posible que necesites reemplazar piezas desgastadas.
  2. Ajuste y nivelación: Verifica que tu lavavajillas esté correctamente nivelado. Si no lo está, ajusta las patas para equilibrarlo y reducir las vibraciones y ruidos. Sigue las instrucciones del manual del fabricante para hacerlo correctamente.
  3. Comprueba las aspas: Si las aspas están rotas o desgastadas, reemplázalas. Puedes encontrar información sobre este tema aquí.
  4. Revisa las conexiones: Asegúrate de que todas las conexiones de agua estén ajustadas y sin fugas. Si hay problemas con las conexiones, puede haber vibraciones y ruidos adicionales.

Recuerda que es importante seguir siempre las instrucciones del fabricante y, si los ruidos persisten, es recomendable contactar a un técnico especializado para una revisión más exhaustiva.

Deja un comentario