¿La sal evita que la ropa se descolore?

Encontrar la forma ideal de evitar que nuestra ropa se descolore puede ser todo un desafío, pero ¿sabías que la solución podría estar en la sal? Sí, has leído bien. Descubre cómo este simple ingrediente de cocina puede mantener tus prendas con colores vibrantes por más tiempo. ¡No te lo pierdas!

A todos nos ha pasado: acabas de comprar un nuevo par de jeans negros y, después de un lavado, ya están empezando a desteñirse.

Es un problema común, pero hay algunas cosas que puedes hacer para ralentizar el proceso. Uno de los más populares es agregar sal al ciclo de lavado.

Pero, ¿realmente funciona este método natural? ¿Qué otros métodos puedes probar?

Continúe leyendo mientras revelamos si la sal evita que la ropa se decolore, además de algunos consejos adicionales para mantener las telas teñidas más atrevidas por más tiempo.

¿Qué le hace la sal a la ropa?

Durante el proceso de teñido, a menudo se usa sal para ayudar a las fibras a absorber el color de manera más efectiva.

Si bien la sal no dejará de desvanecerse por completo, puede ayudar a fijar los colores por más tiempo y prevenir el sangrado.

La sal también tiene el beneficio adicional de ser un quitamanchas natural y abrillantador. Esto es especialmente útil para eliminar las manchas de sudor y evitar que la ropa blanca se ponga amarilla con el tiempo.

La sal funciona mejor en telas naturales como el algodón, que son más propensas a decolorarse que los materiales sintéticos.

Sin embargo, debido a su abrasividad natural, la sal también puede dañar o secar las fibras si se usa en exceso.

Teniendo esto en cuenta, debes ceñirte a la cantidad y los métodos recomendados que se describen a continuación, y combinar nuestros otros consejos útiles en lugar de abusar de la sal.

Cómo fijar el color en la ropa con sal

Si recientemente compró una prenda nueva, consulte la etiqueta de cuidado y las instrucciones que la acompañan.

Cualquier prenda que tenga una advertencia como «lavar antes de usar» o «el color puede correrse» debe lavarse previamente para limitar el riesgo de sangrado o manchas. Y la sal puede ayudar aún más a esto.

Hay dos maneras de hacer esto:

Método 1

  1. Llene un balde limpio con agua tibia y vierta una taza de sal de mesa normal. Remueve hasta que la sal se disuelva y luego deja enfriar.
  2. Luego, sumerge la prenda en la mezcla y déjala en remojo durante 2 o 3 horas; esto ayudará a unir el tinte a las fibras de la tela.
  3. Cuando se acabe el tiempo, retira el artículo del balde y enjuágalo con agua limpia y fría.
  4. Luego, realice un ciclo de lavado suave y frío con una pequeña cantidad de detergente suave. A diferencia del agua tibia o caliente, el agua fría no abre las fibras y libera el tinte, sino que mantiene el color por más tiempo.
  5. Por último, cuelgue la prenda para que se seque al aire libre y lejos de la luz solar directa, ya que la exposición a los rayos UV también puede provocar su decoloración.

Método 2

Si tienes poco tiempo, salta la etapa de remojo y pasa directamente al lavado. Pero en lugar de detergente, disuelva media taza de sal en una pequeña cantidad de agua tibia y agregue la solución directamente al tambor.

De esta manera, al ejecutar un ciclo en frío, no tendrás que preocuparte de que la sal no se disuelva. Luego vierte media taza de vinagre blanco en la ranura del acondicionador de telas.

Esto ayudará a eliminar cualquier residuo de sal y cualquier olor del tinte, algo muy común con los jeans negros nuevos. Además, también ayudará a suavizar la tela.

Cómo evitar que la ropa se descolore al lavarla con sal

Aunque sellar el color en la ropa es fundamental antes del primer lavado, puedes seguir usando sal para evitar que la ropa se desvanezca con cada ciclo.

Todo lo que necesitas hacer es agregar un cuarto de taza de sal al tambor con cualquier prenda de colores oscuros o brillantes hecha de materiales naturales como algodón o lana. Si usa un ciclo frío, asegúrese de que se disuelva primero.

También puedes usar vinagre blanco en lugar de acondicionador de telas como se mencionó anteriormente. Esto ayudará a descomponer los cristales de sal restantes durante el ciclo de enjuague para mantener la ropa suave y restaurar el brillo.

Otras formas de reducir la decoloración

Algunas otras cosas que puedes hacer para ayudar a evitar que tu ropa se descolore incluyen:

  • Lava tu ropa con menos frecuencia
  • Elija ciclos más fríos de 30 °C siempre que sea posible
  • Dale la vuelta a la ropa antes de lavarla para minimizar la fricción.
  • Lave los colores oscuros juntos para evitar la transferencia a telas más claras.
  • Secar al aire libre o secar en interiores en un tendedero lejos de la luz solar directa.
  • Invierta en un detergente especialmente formulado como Protección del color de Persil
  • Utilice detergentes líquidos, ya que son menos abrasivos que los polvos.

¿Listo para aprender más? Lea nuestra guía completa sobre cómo remojar la ropa en agua salada, así como las mejores formas de usar vinagre blanco en la ropa, en nuestro blog.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






Preguntas frecuentes sobre si la sal evita que la ropa se descolore

Preguntas frecuentes sobre si la sal evita que la ropa se descolore

1. ¿Es cierto que la sal evita que la ropa se descolore?

La creencia popular sobre el uso de la sal como método para evitar que la ropa se descolore es bastante común. Sin embargo, no existe evidencia científica suficiente que respalde esta afirmación. Aunque puede haber casos anecdóticos en los que algunas personas hayan experimentado buenos resultados usando sal, en general, este método no es eficaz.

2. ¿Entonces, cuál es la mejor manera de evitar que la ropa se descolore?

Para evitar que tus prendas favoritas pierdan color con los lavados, es recomendable seguir estas medidas:

  1. Clasificar la ropa por colores: Al separar las prendas según su color, evitas que los tintes se transfieran entre ellas durante el lavado.
  2. Leer las etiquetas de cuidado: Cada prenda tiene instrucciones específicas de cuidado que debes seguir para preservar sus colores. Algunas pueden requerir un lavado a mano, uso de agua fría, o evitar ciertos productos químicos.
  3. Utilizar un detergente de calidad: Elegir un detergente que sea suave con las prendas, especialmente aquellos diseñados para ropa de colores, puede ayudar a mantener los colores de tus prendas por más tiempo.
  4. Tender la ropa al sol: Exponer la ropa al sol en lugar de ponerla en la secadora puede ayudar a evitar que los colores se desvanezcan. Sin embargo, recuerda que la luz solar directa en exceso puede tener el efecto contrario, así que es importante encontrar un equilibrio.

3. ¿Dónde puedo encontrar más información sobre el cuidado de la ropa?

Puedes obtener más información sobre cómo cuidar tu ropa y proteger sus colores en Wikipedia. Allí encontrarás una variedad de consejos útiles para mantener tus prendas en buen estado.


Deja un comentario