La lavadora no gira: causas y soluciones

¿Tu lavadora no gira y no sabes por qué? No te preocupes, en este artículo te explicaremos las posibles causas y las soluciones para que puedas volver a disfrutar de tus prendas limpias y una lavadora funcionando como nueva. Descubre cómo solucionar este problema y di adiós a las preocupaciones de una lavadora que se niega a girar.

Las lavadoras, como muchos otros electrodomésticos de nuestra casa, empiezan a envejecer y a estropearse con el tiempo. A veces estos pequeños problemas se pueden solucionar en poco tiempo y otras veces el trabajo es más costoso.

En el caso de las lavadoras, hay tantas piezas complejas que pueden romperse que puede resultar difícil descubrir por qué la máquina no funciona como debería.

Si tienes una lavadora que no gira, sigue leyendo para descubrir la causa. Además, ¡también encontrarás una solución para solucionar el problema!

Hay varias razones por las que es posible que su lavadora no gire como debería.

Si bien puede sentir que este es el final del camino para su electrodoméstico, le sorprenderá saber que los problemas de giro generalmente se pueden solucionar con bastante rapidez y, además, sin muchos problemas en muchos casos.

A continuación encontrará una serie de causas probables y soluciones que le ayudarán a rectificar el problema al que se enfrenta.

Causa 1: Demasiados artículos en una carga

La razón más probable por la que su lavadora no gira es porque se ha llenado con demasiadas prendas.

En realidad, esta no es una causa poco común porque todos hemos agregado demasiada ropa a una lavadora cuando teníamos prisa. Por suerte, se puede solucionar con poco esfuerzo.

Solución

Eche un vistazo al frente de su lavadora para ver un número que le indica cuántos ‘kg’ de peso puede agregar a su máquina de una sola vez. (Esto también se conoce como ‘guía de capacidad’).

Cada lavadora viene con una guía de capacidad y cada máquina tiene un límite de peso diferente. Por ejemplopodrías tener una lavadora pequeña de 6 kg, o podrías saltar al otro extremo de la balanza y tener una lavadora de 12 kg.

No importa qué tipo de lavadora tengas, sólo es importante que comprendas lo que significa el número de capacidad.

Sobrecargar o cargar insuficientemente su lavadora afectará su rendimiento, y años de no seguir la guía pueden provocar daños irreparables.

Una máquina demasiado llena no podrá centrifugar eficazmente, y si haces un último ciclo la ropa del interior saldrá saturada de agua.

Por lo tanto, consulte la guía de peso de su lavadora y agregue solo una carga adecuada a su máquina de una sola vez. Exceder el límite sólo resultará en problemas más adelante.

¿No estás seguro de cómo añadir la cantidad adecuada de ropa a tu lavado? ¡Puedes descubrir cómo medir tu ropa en nuestro artículo guía de guías de capacidad!

Causa 2: La manguera de drenaje está bloqueada o enrollada

Otra razón común por la que las lavadoras no centrifugan es porque la manguera de drenaje está obstruida o torcida.

La manguera de drenaje es responsable de sacar el agua residual de la lavadora y drenar el agua. Es un proceso bastante sencillo, pero lamentablemente trozos viejos de ropa, botones, fibras e incluso comida, en algunos casos, se quedan atrapados en la manguera.

Del mismo modo, con el tiempo la manguera puede deformarse, lo que impide que el agua salga correctamente.

Estos problemas impiden que el agua se escurra, lo que impide que la lavadora realice un ciclo de centrifugado porque todavía hay líquido en el tambor.

Solución

Puedes solucionar estos problemas quitando y limpiando la manguera, o desenroscándola.

Todo lo que necesita hacer es apagar el electrodoméstico y sacar con cuidado la lavadora para tener acceso a la parte posterior.

A continuación, retire con cuidado la manguera que está conectada a la máquina y luego haga lo mismo con el accesorio de pared (consulte el manual del usuario para obtener más orientación, ya que algunos modelos pueden variar). Deberías dejar algunas toallas viejas en el suelo para recoger el agua.

Cuando haya retirado la manguera, use un dispositivo de perforación largo y delgado para sacar los residuos de la tubería. No seas demasiado brusco ya que podrías dañar la tubería. Cuando haya terminado, sostenga un extremo de la manguera debajo del grifo y observe si el agua fluye a través de la manguera como debería.

Reemplace la manguera, según las instrucciones de su manual de usuario. Asegúrese de que la manguera no esté torcida.

Causa 3: la puerta no se ha cerrado correctamente

A veces las lavadoras funcionan incluso cuando la puerta no está bien cerrada. Este no suele ser el caso de los modelos nuevos, ya que tienen sensores que dan la alarma ante problemas como este.

Sin embargo, si no has cerrado la puerta correctamente, esto podría dificultar el movimiento de giro de la máquina.

Solución

Asegúrese de que la puerta esté cerrada correctamente antes de iniciar cualquier tipo de ciclo.

Causa 4: Carga de ropa desequilibrada

Si no ha equilibrado correctamente la carga de ropa antes de colocarla en la máquina, es posible que tenga problemas de centrifugado.

Por ejemplo, si decides lavar un solo par de zapatos en una lavadora de gran capacidad, la carga se desequilibrará muy rápidamente. Esto afectará el funcionamiento de la máquina y la forma en que realiza los ciclos. ¡Sin mencionar el ruido que hace una carga desequilibrada!

Solución

Intente equilibrar sus cargas para que los ciclos se desarrollen como deberían.

Por ejemplo, si solo vas a lavar un par de zapatillas, piensa en añadir algunas toallas al tambor, para que se ayuden a equilibrarse entre sí.

Si no está seguro de cómo equilibrar sus cargas de lavado, consulte el manual del usuario para obtener consejos útiles. Este manual puede brindarle ejemplos que puede probar usted mismo.

Alternativamente, puede consultar nuestro artículo que brinda algunos pesos y sus equivalentes que puede utilizar como guía.

Causa 5: dificultades técnicas como problemas eléctricos

Las lavadoras, como todos los demás electrodomésticos, pueden sufrir dificultades generales de vez en cuando. Estos problemas menores suelen causar caos al principio, pero normalmente se solucionan en poco tiempo.

Por ejemplo, si estás en el proceso de lavar algo de ropa y tienes un corte de energía, es probable que esto obstaculice tu ciclo de lavado y pueda detener toda la máquina. Esto puede hacerle pensar que el dispositivo está defectuoso y no funciona correctamente, pero en realidad es solo un pequeño problema eléctrico.

Solución

Si cree que la culpa son las dificultades eléctricas, intente reiniciar su lavadora y comience el ciclo como lo hizo antes. Si su máquina funciona como debería, entonces sabrá que la culpa es de un problema de energía.

A veces, apagar y encender la lavadora también ayuda a restablecerla.

Causa 6: La lavadora se ha desequilibrado

Con el tiempo, una lavadora puede desequilibrarse un poco y esto, a su vez, puede afectar el funcionamiento del electrodoméstico.

Por ejemplo, una lavadora que no está equilibrada correctamente puede pensar que ha drenado toda el agua del interior del tambor, pero es posible que quede algo de agua. Esto afecta entonces al ciclo de centrifugado y los usuarios del aparato piensan que el ciclo de centrifugado no se ha realizado o no es suficiente.

Solución

Suelen existir muchas otras pistas que indican que una lavadora no está equilibrada correctamente. Estos incluyen ruidos fuertes y muchas vibraciones.

Estos problemas se pueden solucionar reequilibrando la lavadora. Generalmente puedes hacer esto ajustando las patas de la máquina.

Causa 7: Temporizador defectuoso

En ocasiones un ciclo de centrifugado no funciona como debería porque el temporizador de tu lavadora está roto. Esto significa que el ciclo de centrifugado en realidad no sabe cuándo comenzar y puede comenzar en el momento equivocado. Por ejemploes posible que comience un ciclo de centrifugado cuando todavía quede algo de agua en el tambor.

Solución

Para solucionar este problema, deberá leer su manual de usuario para saber qué piezas nuevas necesita, cómo llegar al temporizador y cómo solucionarlo. Cada marca y modelo de lavadora será diferente, así que sigue los consejos del fabricante de tu lavadora.

Alternativamente, ¡puedes contratar a un reparador de lavadoras profesional en tu área local! Siempre investigue y haga muchas preguntas antes de contratar a alguien para que haga el trabajo.

Causa 8: Los rodamientos se han vuelto defectuosos

Los cojinetes de una lavadora comienzan a estropearse con años de uso, por lo que con el tiempo será necesario engrasarlos o reemplazarlos.

Sin embargo, los rodamientos defectuosos pueden afectar el movimiento de giro de una lavadora, porque en realidad ayudan al tambor a girar en primer lugar.

Solución

Los rodamientos se pueden tratar o reemplazar y puedes leer más sobre ellos en nuestra guía. Pero tenga en cuenta que esto a veces puede ser un trabajo grande y, en este caso, puede valer la pena llamar a un profesional para que le ayude con el asunto.

Causa 9: Exceso de detergente

Curiosamente, usar demasiado detergente puede ser perjudicial para la ropa, la lavadora y los ciclos de centrifugado.

Demasiado detergente creará un exceso de jabón espumoso dentro del tambor. Esto significa que la lavadora tiene que deshacerse de él. En consecuencia, esto puede hacer que la máquina detenga o posponga cualquier tipo de ciclo de centrifugado mientras expulsa la espuma extra que se ha creado.

Solución

Solo agrega la cantidad de detergente que necesites. Si utiliza un detergente líquido, normalmente utiliza la tapa para medir la dosis. Si no estás seguro de cuánto detergente usar, sigue las instrucciones de nuestra guía.

Causa 10: La correa de transmisión puede estar desgastada y rota

Después de años de uso, la correa de transmisión dentro de una lavadora se desgastará e incluso puede romperse por completo. En este caso, el movimiento de giro no se producirá como debería y la ropa no se agitará ni se lavará en la máquina.

Solución

En primer lugar, debe realizar una prueba para ver si este es el problema. Para hacer esto, todo lo que necesitas hacer es meter la mano dentro del tambor vacío y moverlo. Si el tambor se mueve con facilidad, es probable que la correa de transmisión se haya roto. Si hay cierta resistencia al mover el tambor, entonces la correa de transmisión está funcionando como debería.

Para reparar una correa de transmisión rota, deberá llamar a un reparador de lavadoras profesional.

Causa 11: El motor está roto

Una lavadora es un electrodoméstico que se utiliza semanalmente, si no diariamente, en algunos hogares, por lo que no es de extrañar que después de años de uso el motor deje de funcionar.

Un motor que está llegando al final de sus días causará muchos problemas a una lavadora, y esto incluye la función de centrifugado.

Solución

Un motor se puede reemplazar por uno nuevo, pero este es un trabajo para un profesional ya que hay muchas piezas y cables complejos que considerar.

Además, dependiendo de la marca y el modelo de su lavadora, puede que valga la pena considerar la posibilidad de adquirir un electrodoméstico nuevo. Un motor averiado puede significar que otras piezas de la máquina, que tienen una antigüedad similar, estén a punto de romperse también con el desgaste continuo.

Pensamientos finales

  • Trate de no llenar demasiado su lavadora.
  • Esté siempre atento a las piezas defectuosas de su lavadora.
  • Resuelva los problemas tan pronto como aparezcan; esto evitará que empeore.
  • Limpiar y mantener una lavadora es esencial y la mantendrá funcionando.
  • Asegúrese de utilizar su lavadora correctamente: lea su manual de usuario.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




La lavadora no gira: causas y soluciones

Preguntas más frecuentes sobre la lavadora que no gira

Si tu lavadora no gira durante el ciclo de lavado, puede ser un problema frustrante. Aquí te respondemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre este inconveniente y te proporcionamos posibles causas y soluciones:

1. ¿Por qué mi lavadora no gira al iniciar el ciclo de lavado?

Si la lavadora no gira desde el principio del ciclo, es posible que el problema esté relacionado con el motor. Algunas posibles causas son:

  • Correa deteriorada o floja: La correa de transmisión puede haberse desgastado o aflojado, impidiendo que el tambor gire. Puedes consultar más información sobre la correa de transmisión en Wikipedia.
  • Motór averiado: Si el motor de la lavadora está defectuoso o quemado, no podrá generar la fuerza necesaria para hacer girar el tambor. En este caso, será necesario repararlo o reemplazarlo.
  • Fallo en el programador: Si el ciclo de lavado no se inicia correctamente debido a un problema en el programador de la lavadora, puede ser necesario llamar a un técnico para que lo revise y repare.

2. ¿Qué hacer si la lavadora deja de girar a mitad del ciclo de lavado?

Si la lavadora se detiene en medio del ciclo de lavado y no gira, puede haber varias causas posibles:

  • Bloqueo en el desagüe: Si hay un bloqueo en el desagüe, la lavadora puede detenerse automáticamente para evitar daños. Verifica que no haya objetos obstruyendo el desagüe y límpialo si es necesario.
  • Fallo en la bomba de drenaje: Si la bomba de drenaje está averiada o bloqueada, la lavadora puede dejar de girar. Puedes consultar más información sobre la bomba de drenaje en Wikipedia.
  • Sensor de carga desequilibrada activado: Algunas lavadoras cuentan con sensores de carga que detectan si el peso de la ropa está desequilibrado y detienen el giro para evitar daños. Intenta redistribuir la carga de manera más equilibrada y reinicia el ciclo.

3. ¿Cómo puedo solucionar el problema si la lavadora no gira al terminar el ciclo de lavado?

Si la lavadora no gira al finalizar el ciclo, es posible que existan las siguientes causas:

  • Fallo en el interruptor de tapa: Algunas lavadoras tienen un interruptor de tapa que impide que el tambor gire si la tapa está abierta. Verifica que la tapa esté bien cerrada y que el interruptor esté funcionando correctamente.
  • Problemas en el sistema de transmisión: Si hay algún problema con el sistema de transmisión, como un acoplamiento roto o desgastado, la lavadora no podrá girar. Será necesario llamar a un técnico para reparar este tipo de avería.
  • Fallo en el temporizador: Si el temporizador de la lavadora no funciona correctamente, puede haber problemas para avanzar al siguiente ciclo o finalizar el programa de lavado. En este caso, es recomendable contar con la ayuda de un técnico para solucionar el problema.

Recuerda que estos son solo algunos de los posibles problemas que pueden causar que tu lavadora no gire. Si no estás seguro de cómo solucionar el inconveniente, es mejor consultar a un técnico especializado o contactar al servicio de atención al cliente del fabricante de la lavadora para obtener asistencia.


Deja un comentario