¿En qué orden debes limpiar tu casa?

¿Te ha pasado que limpias tu casa y sientes que podría ser más eficiente? ¿No sabes por dónde empezar o en qué orden hacerlo? En este artículo te daremos algunos consejos sobre el orden ideal en el que debes limpiar tu casa para optimizar tu tiempo y esfuerzo. ¡Sigue leyendo y descubre cómo hacer de la limpieza un proceso más sencillo y efectivo!

¡Limpiar una casa puede parecer una tarea gigantesca! ¿Limpias primero el piso de arriba o el de abajo? ¿Deberías barrer, quitar el polvo o aspirar? ¿Y qué hay de lavar la ropa? Dónde ¿Eso encaja en el horario?

Con tantos trabajos de limpieza, a veces es más fácil dejar las tareas a un lado y dejarlas para otro día.

Pero, lamentablemente, eso no ayuda porque el polvo, los escombros y el desorden simplemente se salen de control. ¡Y al final tienes que dedicar más tiempo a limpiar tu casa!

Entonces, en lugar de posponer las tareas y estresarte por el orden en que debes limpiar tu casa, ¡sigue leyendo! A continuación encontrará un sistema sencillo que puede utilizar para mantener su casa.

¿Cuál es el mejor orden para hacer las tareas del hogar?

Cosas importantes a considerar

  • Considere qué habitaciones y espacios son más importantes para usted y asegúrese de priorizarlos.
  • Acepta que tendrás que limpiar tu casa periódicamente ¡para que puedas mantener la suciedad a raya!
  • Ten un horario y respétalo. Lo peor que puedes hacer es caminar sin rumbo de una habitación a otra, haciendo pequeños trabajos de limpieza aquí y allá. ¡Hacer esto te hará sentir como si no hubieras logrado mucho! Un cronograma le ayudará a mantenerse encaminado.
  • Limpiar una casa no es un trabajo de una sola persona. Involucre a toda la familia y asigne tareas específicas a ciertas personas para que usted pueda estar al tanto de las tareas del hogar.
  • ¡A veces es bueno hacer primero los trabajos que odias! No pospongas las tareas más desafiantes y sucias. ¡Hazlos para que te sientas realizado y motivado para el próximo trabajo de limpieza!
  • ¡Quieres que tu horario se convierta en tu rutina! Cuanto más tiempo practiques tu horario de limpieza, más rápido se convertirá en algo natural para ti. Con el tiempo, simplemente limpiarás áreas específicas de tu casa sin pensar en ellas. Y todo el proceso también se acelerará.
  • Prepare sus herramientas de limpieza y manténgalas cerca de usted. Si tiene sus suministros a mano, puede tomarlos y usarlos rápidamente. En consecuencia, no perderá el tiempo corriendo de un lado a otro buscando artículos de limpieza.
  • Mantenga ciertas herramientas de limpieza en áreas específicas de su hogar para que pueda limpiar un área en particular. Por ejemplo, coloque una escobilla de goma junto a la puerta de vidrio de la ducha para que pueda limpiar el agua de la puerta cuando haya terminado. Esto evitará que se acumulen marcas de agua y restos de jabón en la puerta.
  • Intenta controlar la suciedad en tu hogar. Utilice elementos como tapetes para las puertas (limpie los pies), porta zapatos (política de no usar zapatos en la casa), tapas para cacerolas (la comida no salpica por todas partes) y cubiertas para ollas (mantenga el horno limpio por más tiempo). De manera similar, limpie los derrames tan pronto como ocurran, trate las manchas antes de que envejezcan y combata el moho del baño antes de que empeore.

Nota: Utilice los pasos siguientes como guía. ¡Puedes ajustarlos según tus preferencias personales!

Paso 1: eliminar el desorden

Uno de los primeros (¡y más fácil!) Los pasos a seguir son eliminar todo el desorden sucio y no deseado del piso y volver a colocarlo en el lugar que le corresponde.

Esto incluye:

  • Guardar cosas en el armario.
  • Recoger objetos del suelo y guardarlos en consecuencia (armario/papelera/estante/librero).
  • Clasificar montones de ropa y colocarlas en el cesto de la ropa sucia.
  • Hacer las camas.

Un espacio de trabajo despejado es mucho más agradable. Además, ¡no tienes que estar atento a tantos peligros de tropiezo!

¡Es una victoria rápida para ti!

Paso 2: completar tareas en segundo plano

La idea detrás del siguiente paso es completar las tareas de limpieza que no requieren mucha participación de su parte. Estas tareas se ejecutan en segundo plano y, a su vez, tienes tiempo libre para realizar otras tareas de limpieza.

Los trabajos que se incluirían en este paso incluyen:

  • Carga y puesta en marcha del lavavajillas.
  • Poner la ropa en la lavadora e iniciar un ciclo.
  • Transferir la ropa a la secadora e iniciar una sesión de secado.
  • Colocar un limpiador de hornos disponible en el mercado en el horno para limpiarlo.
  • Poner lejía en el baño.
  • Rociar las zonas más sucias/manchadas con un limpiador para que la solución elimine el desorden a tiempo.
  • Limpiar/tratar un cabezal de ducha: esto podría incluir remojar el cabezal de ducha, para que puedas dejarlo en remojo mientras realizas otras tareas de limpieza.

Cuando estas tareas estén en acción, podrá pasar al siguiente paso.

Paso 3: toma tus herramientas

Un paso clave es reunir sus herramientas de limpieza para no tener que seguir buscando artículos de limpieza. Si tienes que parar y recoger herramientas todo el tiempo, perderás mucho tiempo valioso en la limpieza.

Además, la búsqueda continua de productos puede resultar agotadora y tiende a prolongar la actividad de limpieza.

Algunas herramientas que necesitará incluyen (pero no se limitan a):

Depende de usted qué productos desea utilizar para limpiar su hogar. Puedes usar productos comprados en la tienda o ponerte tu sombrero creativo y preparar tus propios cócteles de limpieza.

Paso 4: Polvo de arriba a abajo

Con sus herramientas a cuestas, puede comenzar a limpiar su hogar.

Una de las formas más sencillas de limpiar su casa es trabajar desde la parte superior hasta la parte inferior de la casa. Y realice una actividad de limpieza a la vez. Por ejemplo, ¡quitas el polvo del primer piso y luego quitas el polvo de la planta baja!

Comenzar Etapa 4 Para salir, suba las escaleras y desempolve todas las habitaciones de arriba. Simplemente elige una habitación para comenzar y quita el polvo del techo hacia el suelo. ¡Permite que la gravedad te ayude en tu búsqueda!

Limpie las telarañas del techo, desempolve las pantallas de las lámparas, las paredes, las cortinas/persianas, los alféizares de las ventanas, los marcos de los cuadros, los espejos, los muebles, los adornos y las tablas de chorros.

Cuando hayas terminado, puedes llevar esta actividad de quitar el polvo a la siguiente habitación.

Finalmente, limpiarás el rellano y te dirigirás a las habitaciones de abajo, donde realizarás la misma actividad.

La razón por la que necesitas comenzar a limpiar la parte superior de una habitación y trabajar hacia la parte inferior es porque cae mucho polvo y escombros sobre las superficies inferiores mientras limpias.

Al avanzar lentamente por la habitación, gran parte del polvo cae al suelo y podrás aspirarlo después.

Paso 5: comience la fase de limpieza en húmedo

Una vez quitado todo el polvo y los pelos, puedes empezar a limpiar con agua. Las estancias que habitualmente se limpian con productos líquidos son baños, cuartos de servicio y cocinas.

Como se mencionó anteriormente, debes comenzar limpiando el baño (generalmente en el primer piso) y avanzar hacia la cocina. Nuevamente, debes limpiar desde arriba hacia abajo de cada habitación.

Es posible que puedas realizar una limpieza muy básica de tus habitaciones en esta etapa. Por ejemplo, puedes limpiar los muebles y accesorios con un limpiador multiusos para desinfectarlos: grifos, encimeras y armarios de cocina, por ejemplo.

En este punto, también notarás que algunas de las tareas que realizaste en Paso 2 ahora están listos para la acción.

Por ejemplo, si dejó un poco de líquido limpiador en una sección sucia de la bañera, ¡ahora es el momento de limpiar el limpiador de la superficie! Del mismo modo, si echas lejía en el inodoro, es cuando lo lavas correctamente.

Paso 6: aspiradora o trapeador

Cuando hayas limpiado de arriba a abajo cada habitación, puedes aspirar o trapear todos los pisos para recoger las partículas de polvo.

Será más fácil si empiezas a aspirar/fregar desde el piso superior de la casa hasta el piso inferior.

Es más fácil cargar una aspiradora pesada por unas escaleras cuando no estás tan cansado porque, cuando llegues a la planta baja, ¡estarás agotado!

¡Los mismos principios se aplican al trapear! Sólo recuerda abrir las ventanas al trapear para que el aire pueda secar los pisos más rápido.

Paso 7: limpie sus herramientas de limpieza y haga una revisión final

Como paso final, debes limpiar tus herramientas de limpieza para que estén listas para usarse nuevamente.

Esto incluye:

Variaciones de lo anterior

El método anterior es uno de los más sencillos, aunque parezca un poco largo en algunas partes.

Sin embargo, si desea modificar los pasos enumerados anteriormente, considere estas alternativas:

  • Puedes limpiar tu casa realizando una tarea de limpieza específica a la vez. Por ejemplo, realizas Etapa 4 (desempolvar) en cada habitación y luego pasar a Paso 5 (limpieza húmeda). O puede limpiar una habitación a la vez, pero realice todos los pasos de limpieza de una sola vez para esa habitación. Por ejemplo, completas Pasos 1 – 6 para el baño, luego realizar Pasos 1 – 6 para el dormitorio principal, etc.
  • Puede limpiar su hogar comenzando con las habitaciones «peores/más difíciles» de limpiar y avanzando hacia las habitaciones «mejores/más fáciles» de limpiar. Por ejemplo, podrías empezar por el baño y terminar en la cocina.
  • Por supuesto, hay algunos pasos de «limpieza» que no se mencionan anteriormente, como ordenar un armario o un armario de la cocina. Estas actividades no se mencionan porque no están clasificadas como «limpieza» per se. Tienen más que ver con la organización. Por lo tanto, tenga en cuenta estas tareas «a medida que las necesite». Y recuerde que no es necesario que realice estas actividades de limpieza todas las semanas.
  • Puede llamar a un limpiador profesional para que limpie su hogar. Tenga en cuenta que el costo de contratar un limpiador puede variar según su ubicación, la duración de la sesión de limpieza y a quién decida contratar. Además, asegúrese de elegir un limpiador de buena reputación que tenga mucha experiencia, que haya realizado una verificación de antecedentes, que esté cubierto por un seguro y que comprenda lo que usted quiere que haga.

Si está absolutamente estancado y todavía le preocupa cómo limpiar su casa, ¡siga nuestro programa de limpieza semanal sugerido! Utilice esto como base para comenzar y aproveche esto a medida que tenga más confianza y descubra cómo le gusta que se limpie su casa.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



En qué orden debes limpiar tu casa – Preguntas Frecuentes

Preguntas frecuentes sobre el orden de limpieza en casa

¿Sabes cuál es el mejor orden para limpiar tu casa? Mantener el orden al momento de la limpieza puede ahorrar tiempo
y hacer que el proceso sea más eficiente. A continuación, responderemos las preguntas más frecuentes sobre este
tema.

¿En qué orden debes limpiar tu casa?

El orden de limpieza ideal dependerá de tus necesidades y preferencias personales. Sin embargo, a continuación te
presentamos una guía general que puedes seguir:

  1. Deshazte del desorden: Antes de comenzar a limpiar, recoge y organiza cualquier objeto fuera
    de lugar, como ropa, juguetes o papeles.
  2. Polvo y limpiar superficies: Comienza por el polvo, ya sea en estanterías, muebles, marcos de
    cuadros o cualquier superficie que lo requiera. Puedes utilizar un paño húmedo o productos de limpieza adecuados.
  3. Aspira o barre los pisos: Elimina la suciedad y los restos de polvo en los pisos mediante una
    aspiradora o una escoba.
  4. Limpiar baños y cocina: Estos espacios suelen requerir una limpieza más profunda y frecuente.
    Limpia los sanitarios, lavamanos, duchas y/o bañeras, y realiza una limpieza exhaustiva de la cocina,
    incluyendo los electrodomésticos y las superficies de trabajo.
  5. Limpieza de ventanas: Limpia tus ventanas utilizando un limpiavidrios adecuado y un paño que no
    deje pelusas.
  6. Tratamiento de suelos y alfombras: Si tienes alfombras o suelos que requieran una limpieza
    específica, dedica un tiempo para tratarlos adecuadamente.
  7. Vacía y limpia los cubos de basura: Asegúrate de eliminar cualquier residuo en los cubos de
    basura y limpiarlos para evitar malos olores.

¿Existe alguna técnica especial para limpiar cada habitación?

Cada habitación puede requerir diferentes técnicas o productos de limpieza, pero en general, se puede seguir el
mismo orden de limpieza. Sin embargo, es importante recordar algunas consideraciones específicas para cada
ambiente:

  • Habitaciones: Además de lo mencionado anteriormente, sacude las sábanas y haz las camas.
  • Baños: Presta especial atención a la desinfección de los sanitarios y asegúrate de limpiar
    adecuadamente los espejos.
  • Cocina: Limpia los electrodomésticos, las superficies de trabajo y no olvides sacar los
    alimentos vencidos del refrigerador.
  • Sala de estar y comedor: Concentra tus esfuerzos en limpiar los muebles, los objetos
    decorativos y las áreas utilizadas con mayor frecuencia por los miembros de tu familia.

Recuerda que estas son solo recomendaciones generales y puedes adaptar el orden de limpieza de acuerdo a tus
necesidades y preferencias.

¿Dónde puedo obtener más información sobre limpieza y organización del hogar?

Si deseas obtener más información sobre limpieza y organización del hogar, puedes consultar los siguientes
enlaces:

¡Esperamos que estas preguntas frecuentes te hayan ayudado a entender el mejor orden para limpiar tu casa!
Recuerda siempre adaptarlo a tus necesidades y así lograr un hogar limpio y ordenado.

Deja un comentario