¿En qué configuración se deben lavar las zapatillas de deporte en la lavadora?

Si eres amante del deporte y te preocupas por el cuidado de tus zapatillas, seguramente te has preguntado ¿en qué configuración se deben lavar en la lavadora? No te preocupes, en este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber para mantener tus zapatillas en perfecto estado. ¡Sigue leyendo!

No importa qué tan bien trates a un par de zapatillas nuevas y brillantes, se ensuciarán. A menos que sólo los uses en casa, estarán golpeando las aceras sucias y deambulando por parques embarrados.

Cuando llegue el momento de arreglarlas, quizás te preguntes: ¿puedo lavar mis zapatillas en la lavadora? Contrariamente a la creencia popular, muchos tipos de zapatos, incluidas las deportivas, se pueden lavar en la lavadora.

Depende, por supuesto, de los materiales con los que están hechas las zapatillas, pero la mayoría de los sintéticos están bien para probar.

La decisión de meterlos en la lavadora también depende de cuánto gastaste en ellos. Si tienen un precio más lujoso, debes consultar la etiqueta de cuidado o considerar llevarlos a un limpiador profesional. Sin embargo, las zapatillas como las Converse o las Vans definitivamente se pueden lavar a máquina.

Sigue leyendo para saber en qué configuración debes lavar tus zapatillas en la lavadora, una guía paso a paso sobre cómo lavarlas y algunas cosas que debes y no debes hacer.

Cómo lavar las zapatillas en la lavadora

Los entrenadores deben ser lavado a baja temperatura, en ciclo delicado con detergente delicado. Opte por una velocidad de centrifugado baja o por no girar en absoluto.

Sigue esta guía paso a paso para asegurarte de lavar tus zapatillas de forma segura:

  1. Antes de continuar, consulte la etiqueta de cuidado dentro de las zapatillas de deporte o consulte en línea las instrucciones del fabricante. El fabricante puede desaconsejar el lavado a máquina, en cuyo caso deberás seguir sus recomendaciones específicas.
  2. Retire los cordones, las plantillas (si es posible) y cualquier otra pieza desmontable. Se recomienda no meter las plantillas en la lavadora ya que pueden deformarse. En su lugar, considere lavarlos a mano.
  3. Elimina el exceso de suciedad con una toalla de papel o un cepillo de cerdas suaves. Si hay mucho barro apelmazado, puedes mojar el zapato e intentar enjuagar el resto del barro con agua. Este paso es importante ya que no querrás dañar tu lavadora.
  4. Coloca las zapatillas y los cordones en una bolsa de malla para la colada para evitar que queden atrapados en el tambor.
  5. Mete las zapatillas en la lavadora junto con otras prendas más grandes, como toallas, sudaderas con capucha o mantas. Esto no sólo evita que tus zapatillas hagan un ruido fuerte, sino que también evita que dañen potencialmente el tambor.
  6. Elija una configuración de lavado delicado y una velocidad de centrifugado baja, o nada de centrifugado.
  7. Lava tus zapatillas a 30 grados centígrados o menos.
  8. Utilice un detergente líquido suave. Evite el uso de detergente en polvo, ya que el polvo tiene más dificultades para disolverse a temperaturas más bajas y, por lo tanto, podría acumularse en las zapatillas.
  9. Una vez que haya finalizado el ciclo de lavado, cuelga las zapatillas para que se sequen sujetando la parte posterior de las zapatillas a un tendedero con la punta apuntando hacia abajo. No secar en secadora ni colocar directamente sobre un radiador.

¿Se pueden lavar las zapatillas a 40 grados centígrados?

Puede resultar tentador optar por una temperatura más cálida, como 40 o incluso 60 grados centígrados, ya que estas temperaturas son más eficientes para la limpieza y la eliminación de manchas. Sin embargo, las zapatillas nunca deben lavarse a una temperatura tan alta. Esto se debe a que el pegamento puede derretirse y otras partes del zapato pueden deformarse. Esta es también la razón por la que nunca debes secarlos en la secadora.

Tus zapatillas seguirán recibiendo un lavado eficaz a 30 grados y lavar a temperaturas más bajas es mejor para el planeta, ¡así que todos ganan!

¿Qué pasa con los materiales naturales?

La mayoría de las zapatillas están hechas de materiales sintéticos, pero algunas pueden incorporar productos de origen animal como gamuza y cuero, o incluso seda.

Estos materiales no deben lavarse a máquina ya que pueden dañarse con el agua. En su lugar, considere comprar un producto especializado, como un limpiador de cuero o gamuza, o llevarlos a una tintorería profesional.

También es posible que desees consultar la etiqueta de cuidado en caso de que recomiende lavarse las manos, lo que luego puedes hacer tú mismo.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Preguntas frecuentes sobre lavado de zapatillas deportivas

Preguntas frecuentes sobre lavado de zapatillas deportivas

¿En qué configuración se deben lavar las zapatillas de deporte en la lavadora?

Lavar las zapatillas de deporte en la lavadora puede ser una opción conveniente para mantenerlas limpias y
frescas. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunas pautas para un lavado adecuado.

1. Retirar los cordones y plantillas: Antes de lavar las zapatillas en la lavadora, es recomendable
quitar los cordones y las plantillas si son removibles. Los cordones se pueden lavar aparte a mano o en una
funda de lavado.

2. Pretratamiento: Si las zapatillas tienen manchas difíciles, como barro o hierba, se puede
aplicar un quitamanchas suave antes de lavarlas. Asegúrese de leer las instrucciones del quitamanchas y probarlo
en una pequeña área oculta antes de usarlo en toda la zapatilla.

3. Colocar las zapatillas en una bolsa de lavado: Para proteger las zapatillas durante el ciclo de
lavado, se recomienda ponerlas en una bolsa de lavado de malla o en una funda de almohada cerrada con una
cremallera. Esto evitará que las zapatillas se dañen o enreden con otras prendas.

4. Usar ciclo suave y agua fría: Para evitar dañar las zapatillas, seleccione un ciclo de lavado
suave y use agua fría. El ciclo suave ayudará a evitar el desgaste excesivo y la temperatura fría ayudará a
mantener la forma y los colores de las zapatillas.

5. No usar suavizante de telas: No es recomendable usar suavizante de telas al lavar zapatillas,
ya que puede dejar residuos que afecten su rendimiento o apariencia. En su lugar, puede usar bolas de secado o
toallas limpias para ayudar a ablandar las zapatillas durante el ciclo de secado.

6. Secado: Después de lavar las zapatillas, es importante dejarlas secar al aire libre
completamente. Evite colocar las zapatillas directamente bajo el sol o cerca de una fuente de calor, ya que
esto puede dañar el material. Se recomienda secarlas a temperatura ambiente.

Asegúrese de revisar las etiquetas de cuidado de sus zapatillas antes de lavarlas en la lavadora, ya que algunas
marcas o materiales pueden tener instrucciones específicas. Siempre es recomendable seguir las indicaciones del
fabricante para garantizar una limpieza segura y efectiva.

Fuentes:

  1. Wikipedia – Lavado
  2. Wikipedia – Zapatilla deportiva

Deja un comentario