¿Deberías lavar la ropa nueva antes de usarla?

¡Descubre si debes lavar la ropa nueva antes de usarla y evita posibles sorpresas indeseadas en tu guardarropa! En este artículo, te revelamos todo lo que necesitas saber sobre este tema tan común, pero a menudo pasado por alto. Sigue leyendo para descubrir qué precauciones debes tomar y por qué es importante dedicarle un poco de tiempo extra a la lavandería antes de disfrutar de tus nuevas prendas.

No hay mejor sensación que volver a casa con un par de gangas. Obviamente, ¡lo primero que debes hacer es ofrecerles a todos un desfile de moda!

Y por qué no, tienes una gran oferta en algunas camisetas nuevas y quieres presumirlas. ¿Pero es esta una buena idea?

¿Deberías realmente lavar tu ropa nueva antes de usarla por primera vez?

Hay un poco de debate sobre este tema, principalmente porque a algunas personas no les importa usar su ropa nueva recién sacada del portaequipajes, mientras que a otras personas ni se les ocurriría usar una ropa nueva sin lavarla primero.

Por supuesto, a fin de cuentas, las preferencias personales juegan un papel importante en el proceso de toma de decisiones.

Sin embargo, existen claras ventajas al lavar la ropa nueva antes de ponértela.

Es decir, su ropa no estará plagada de gérmenes de otras personas, incluidos posibles gérmenes fecales (!), tus artículos no estarán cargados de químicos del proceso de fabricación, ¡y no te mancharás de tinte!

Incluso los expertos, incluidos profesores de dermatología¡Diga que necesita limpiar su ropa antes de usarla!

A mí me parece una obviedad: limpia tu ropa nueva antes de usarla.

Obtenga más información sobre esto a continuación.

¿Por qué deberías lavar la ropa nueva antes de usarla?

A continuación encontrará varias razones que explican por qué es una excelente idea limpiar su ropa nueva antes de usarla.

1. Más higiénico

La razón más obvia por la que debes limpiar tu ropa nueva antes de usarla es para eliminar los gérmenes.

Cuando compras una blusa nueva o un par de jeans en una tienda, o te los entregan en una tienda en línea, literalmente no tienes idea de quién tocó, tosió o estornudó, se probó tu ropa o en qué condiciones. persona se quedó con el artículo. ¡Las prendas podrían estar plagadas de todo tipo de bacterias invisibles!

Piensa en cuántas veces has cogido un vestido o una camiseta que tenía suciedad visible de otra persona. ¡Un cuello lleno de maquillaje, manchas de bronceado artificial o pelo!

¡Qué asco, y pensar que esta es la suciedad que realmente puedes ver!

Y la preocupación no termina ahí. Tampoco sabes si la persona que usó tu artículo antes que tú tenía alguna afección de la piel o qué gérmenes podrían haber dejado en el artículo, incluidos fecal rastros.

Estas bacterias, a su vez, podrían irritar la piel y es posible que tengas que buscar tratamiento médico.

Con tantos tipos diferentes de bacterias potencialmente en toda tu ropa, sería una tontería no lavar tus prendas nuevas antes de usarlas.

2. Elimina los recubrimientos químicos que irritan la piel.

Durante el proceso de fabricación se aplican muchos productos químicos a la ropa y, al limpiar la ropa nueva, puedes eliminar estos productos químicos del material y prevenir una posible irritación de la piel.

Muchos artículos que usamos han sido recubiertos con algún tipo de producto químico durante la fase de producción para mejorar su apariencia, durabilidad y calidad general.

Estos productos químicos incluyen agentes blanqueadores, tintes, suavizantes de telas, tratamientos antiarrugas y revestimientos resistentes al agua.

Además, algunas prendas están recubiertas con un resina de formaldehído antes de que se envíen a todo el mundo, y esto ayuda a evitar que crezca moho en los artículos.

Estos productos químicos tienen un propósito, pero si no se limpian eficazmente de la ropa, pueden provocar dermatitis de contacto de origen textil. Si tiene esto, su piel se irrita, se enrojece y le duele. Y la afección generalmente afecta las regiones más sudorosas del cuerpo.

Naturalmente, no querrás cubrirte con productos químicos, por lo que sería mejor lavar los posibles irritantes de tu ropa y luego usarla.

Vale la pena tener en cuenta que la mayor parte del tiempo tampoco te dicen qué productos químicos se utilizan en tu ropa. Entonces, esto nuevamente refuerza la necesidad de limpiar los químicos antes de usar los artículos.

3. Detiene la transferencia de tinte

También es una buena práctica lavar la ropa antes de usarla para evitar que el tinte se transfiera a ti o a otras prendas que uses en ese momento.

Todos hemos pasado por eso cuando nos hemos puesto un nuevo par de jeans, ¡sólo para darnos cuenta un poco después de que nuestras manos se han puesto azules! ¡Lavar los jeans nuevos evitaría o al menos limitaría este efecto!

La ropa sintética suele ser la culpable de la transferencia de tintes. Por lo tanto, asegúrese de limpiar estos artículos antes de usarlos.

4. Ciertas prendas nuevas deben lavarse antes de usarlas.

Toda la ropa debe lavarse antes de usarla por primera vez. Pero, por supuesto, hay ciertos temas que definitivamente no están sujetos a debate. Éstas incluyen:

  • ¡Ropa interior!
  • Trajes de baño.
  • Vaqueros.
  • Bermudas.
  • Camisetas.
  • Piezas vintage o de segunda mano.

Es imperativo limpiar los artículos anteriores porque entran en contacto directo con su persona y algunas prendas mencionadas entran en contacto con regiones más delicadas del cuerpo. ¡Y definitivamente no querrás transferir los gérmenes de otra persona a estas áreas!

De manera similar, algunas de las prendas anteriores pierden tinte muy rápidamente, y lavar dichas prendas evitaría que el tinte en cuestión se transfiera a su cuerpo a medida que usa y suda la prenda.

Además, las prendas viejas deben limpiarse porque no se sabe a quién pertenecieron ni qué problemas pudieron haber tenido.

Es posible que haya muchas bacterias en los artículos de segunda mano y no querrás contagiarte a ti mismo.

Nota: ¡Es posible que no puedas devolver la ropa si la has lavado! Por lo general, a las tiendas no les gusta recuperar la ropa cuando se ha quitado la etiqueta o se ha limpiado claramente. Tenga en cuenta este pequeño punto y trate de asegurarse de comprar el artículo del tamaño correcto porque es posible que no le devuelvan su dinero. Pero los beneficios probablemente superen los costos en este caso, ¿no crees?

¿Deberías limpiar la ropa de segunda mano antes de usarla?

Sí, ¡es absolutamente necesario limpiar la ropa de segunda mano antes de usarla!

¡No tienes idea de quién usó la ropa, dónde estuvo, cuántos años tiene o con qué han estado en contacto los artículos! ¡El conjunto podría estar formado por microorganismos!

Si no limpias ropa usada, vieja, vintage y usada (¡llámala como quieras!), podrías contraer una infección cutánea desagradable y podrías terminar frotándote todo tipo de fluidos corporales, y huele en tu propia piel porque no sabes con certeza qué gérmenes hay en la tela.

Esto realmente vale el riesgo? No precisamente. Todo lo que necesita hacer para evitar todo lo anterior es limpiar su artículo según las instrucciones de la etiqueta de cuidado. Podrías ahorrarte muchas molestias.

¿Se debe lavar la ropa de bebé antes de usarla?

Sí, necesitas lavar ropa de bebé nueva y también necesitas lavar ropa de bebé de segunda mano. Todos los puntos anteriores se aplican a la ropa de bebé. Y definitivamente no querrás someter a un bebé a ninguno de los factores preocupantes enumerados anteriormente.

Limpia la ropa siguiendo las instrucciones de la etiqueta de cuidado.

¿Se debe lavar la ropa comprada online antes de usarla?

Sí, todos los puntos anteriores se aplican a la ropa que se compra online. Por lo tanto, es necesario lavarlos antes de usarlos.

Como se mencionó anteriormente, no tienes idea de quién se probó tu conjunto y lo devolvió ni qué gérmenes hay en el material. Además de esto, la ropa comprada en línea puede recubrirse con tratamientos antimoho para evitar que se enmohezca durante sus viajes.

No vale la pena correr el riesgo de saltarse la fase de lavado. Así que simplemente limpia los artículos para que sean seguros e higiénicos, ¡y luego usa tu ropa!

¿Cómo se lava la ropa nueva por primera vez?

Para lavar ropa nueva por primera vez, sigue los siguientes consejos:

  • Lea la etiqueta de cuidado del artículo y siga los consejos de la etiqueta. Elija una temperatura del agua, un ciclo y una velocidad de centrifugado adecuados. Generalmente lo mejor es agua fría o tibia. Algunas personas limpian ropa nueva en lavadora y en ciclo caliente durante media hora, pero esto no es estrictamente necesario. Y en algunos casos, hacer esto puede dañar el material si la temperatura del agua es demasiado alta para ello.
  • Lave colores similares juntos.
  • Voltear los artículos al revés para proteger su color.
  • Retire los trozos sueltos, como etiquetas y pegatinas.
  • Algunas prendas nuevas indicarán que deben lavarse solas. Si este es el caso de tu artículo, sigue este consejo.
  • Si la etiqueta de cuidado indica que el artículo es ‘Lavar a mano únicamente‘, sigue este consejo y solo limpia tu prenda a mano.
  • Si la etiqueta de cuidado indica que el artículo se puede lavar en seco únicamente, siga este consejo.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Deberías lavar la ropa nueva antes de usarla?

¿Deberías lavar la ropa nueva antes de usarla?

Al adquirir ropa nueva, es común que surjan dudas sobre si es necesario o recomendable lavarla antes de utilizarla. Aquí encontrarás las respuestas a las preguntas más frecuentes relacionadas con este tema.

¿Por qué se recomienda lavar la ropa nueva?

La ropa nueva en las tiendas ha pasado por múltiples procesos de fabricación, manipulación y transporte. Durante estos procesos, se utilizan productos químicos como colorantes, adhesivos y agentes de acabado para mejorar su apariencia y resistencia. Estos químicos pueden quedar en los tejidos y causar irritaciones en la piel sensible. Además, es posible que la ropa nueva acumule polvo, suciedad, bacterias y otros microorganismos durante su almacenamiento en el almacén o en la tienda.

¿Cuáles son los beneficios de lavar la ropa nueva antes de usarla?

Lavar la ropa nueva antes de usarla ofrece los siguientes beneficios:

  1. Elimina los químicos residuales: Al lavarla, se reduce la cantidad de productos químicos presentes en la prenda, lo que disminuye el riesgo de irritaciones en la piel.
  2. Elimina suciedad y microorganismos: El lavado ayuda a deshacerse del polvo, suciedad, bacterias y otros microorganismos que puedan haber acumulado en la ropa nueva durante su manipulación y almacenamiento.
  3. Mejora la apariencia: Al lavar la ropa nueva, se puede mejorar su aspecto general, eliminando arrugas, olores y otros elementos indeseables.

¿Existe alguna excepción donde no sea necesario lavar la ropa nueva antes de usarla?

Si bien es recomendable lavar la ropa nueva antes de utilizarla, hay algunas excepciones donde esto podría no ser necesario:

  • Prendas etiquetadas como «lavadas y listas para usar»: Algunas prendas pueden ser procesadas previamente en fábrica para eliminar los químicos y garantizar su uso directo al comprarlas.
  • Ropa interior: Debido a la sensibilidad de esta ropa y su contacto directo con la piel, es aconsejable lavarla incluso si está etiquetada como «lista para usar».

En cualquier caso, es recomendable leer y seguir las instrucciones de cuidado y lavado proporcionadas por el fabricante en la etiqueta de la prenda, ya que estas indicaciones son específicas para cada tipo de tela y diseño.

Para obtener más información sobre cómo cuidar la ropa y cómo lavarla adecuadamente según su tipo de tejido, puedes consultar la página de lavado de ropa en Wikipedia.

Recuerda que lavar la ropa nueva antes de usarla es una medida de precaución que puede brindarte tranquilidad y ayudarte a mantener tu piel sana.


Deja un comentario