Con qué frecuencia lavar la ropa para correr

¿Te preguntas cuántas veces a la semana deberías lavar tu ropa para correr? Descubre la frecuencia ideal para mantener tus prendas frescas y libres de olores en este artículo.

Correr es una de las formas de ejercicio más baratas y accesibles que puedes hacer. Si no te molesta usar una cinta de correr, ¡solo tendrás que gastar dinero en tu equipo de entrenamiento!

Después de una carrera vigorosa, este equipo seguramente quedará cubierto de suciedad y sudor, pero ¿eso significa que debe lavarse inmediatamente?

Esta es una pregunta común entre los corredores y que está determinada por una variedad de factores.

No querrás desgastar tu ropa lavándola con demasiada frecuencia, pero tampoco querrás permitir que se formen olores desagradables o bacterias en la tela.

En este artículo, aprenderá con qué frecuencia debe lavar la ropa para correr para prolongar su vida útil y mantenerla higiénica.

También cubrimos la mejor manera de lavar la ropa para correr y eliminar los olores persistentes de la tela.

¡Sigue leyendo para conocer todo lo que necesitas saber!

¿Con qué frecuencia es necesario lavar la ropa para correr?

Como regla general, debes lavar tu ropa de correr después de cada uso. Si bien otros tipos de ropa se pueden lavar con menos frecuencia, es probable que muchos contaminantes, como el sudor, la suciedad y las bacterias, se acumulen en la ropa durante el ejercicio vigoroso y deban eliminarse.

Esta acumulación ocurre en primer lugar porque correr expone la ropa a estos contaminantes. Por ejemplo, sudas durante el ejercicio y la suciedad puede salpicar fácilmente y golpear tu ropa mientras corres.

En segundo lugar, la mayoría del material para correr es ajustado y está hecho de material sintético que absorbe la humedad. Esto aumenta la cantidad de sudor y bacterias que absorberá la ropa.

Es necesario un lavado regular para eliminar estos contaminantes de su equipo para correr. Esto es importante por un par de razones, principalmente porque la acumulación de sudor y suciedad hará que la ropa huela mal.

Estos contaminantes también pueden obstruir los poros, lo que podría provocar acné e irritación de la piel. Debes adquirir el hábito de lavar la ropa deportiva después de un solo uso para evitar estos problemas.

Dicho esto, las capas holgadas y las prendas hechas de materiales naturales pueden usarse un par de veces si no han estado en contacto con mucho sudor.

También puedes airear tu ropa para correr después de hacer ejercicio si la necesitas más tarde durante el día, pero evitaríamos hacerlo siempre que sea posible para garantizar que tu ropa permanezca higiénica.

¿Cuál es la mejor manera de lavar la ropa para correr?

Puedes lavar la ropa para correr tanto en la lavadora como a mano.

Afortunadamente, ambos métodos son extremadamente sencillos y no le quitarán mucho tiempo. Puede encontrar una guía paso a paso sobre cada método a continuación.

También recomendamos lavar tu ropa para correr inmediatamente después de hacer ejercicio. Después de un entrenamiento desafiante, lo último que quieres hacer es limpiar tu ropa para correr.

Sin embargo, tirar la ropa sudada en el cesto de la ropa sucia para más tarde le da a las bacterias de la tela más tiempo para crecer, lo que significa que sus prendas huelen más y serán más difíciles de limpiar.

Lavar ropa para correr en la lavadora

Hoy en día, casi toda la ropa para correr se puede lavar a máquina. Sin embargo, siempre es mejor consultar la etiqueta de cuidados antes de proceder para estar seguro.

Suponiendo que su equipo para correr sea lavable a máquina, puede utilizar el método siguiente. Este proceso de lavado es recomendado por marcas deportivas líderes. Nikeasegurando que tus prendas se mantengan en las mejores condiciones posibles.

Paso 1: remojo previo al lavado

En un balde grande, cree una solución de una parte de vinagre blanco destilado y cuatro partes de agua fría.

Dale la vuelta a tu ropa para correr para que se pueda acceder fácilmente a la parte más sucia y sumérgela en la solución de vinagre durante 30 minutos.

Paso 2: agregue detergente

Mientras su ropa está en remojo, agregue el detergente para ropa en el cajón dispensador de su lavadora.

Utilice siempre la cantidad recomendada en la etiqueta del producto, ya que demasiado detergente dejará un residuo en la tela que atraerá más suciedad y bacterias.

Paso 3: agregue productos para el control de olores

Añade 50 g de bicarbonato de sodio o un potenciador de aroma al cajón del detergente para ayudar con los olores. También puedes agregar un potenciador de aroma en esta etapa. Sin embargo, asegúrese de que esté diseñado específicamente para su uso en ropa deportiva.

Paso 4: ciclo de lavado suave

Coloque su ropa para correr en el tambor de la máquina y seleccione el ciclo suave y la temperatura de lavado más fría en su máquina. Esto ayuda a garantizar que no se produzcan daños debido al aumento de calor y fricción.

Paso 5: secar la ropa

Después del ciclo de lavado, cuelga tu ropa para que se seque. Alternativamente, puedes secar tu ropa en la secadora.

Sin embargo, utilice únicamente una temperatura baja, ya que las temperaturas más altas dañarán su ropa y harán que la tela se encoja.

Al lavar ropa para correr, es importante que no utilices suavizante ni toallitas para secadora. Ambos productos dejarán residuos no deseados en la tela, atrayendo más suciedad e impidiendo que el detergente penetre completamente en las fibras durante futuros lavados.

Lavar la ropa para correr a mano

La otra forma de lavar tu ropa de running es hacerlo a mano. Esto requerirá más trabajo de tu parte, pero te dará buenos resultados.

Esta es también la forma más suave de limpiar la ropa, por lo que es la mejor opción si desea asegurarse de que no se dañe accidentalmente la tela.

Para lavar correctamente tu ropa a mano, necesitarás:

Paso 1: Remojar la ropa

Llene una tina grande con agua tibia, agregue detergente para ropa y revuelva hasta que se distribuya uniformemente.

Luego, voltea cada prenda del revés para poder acceder a la superficie más sucia. Sumerge la ropa en agua con jabón y déjala en remojo hasta por 30 minutos.

Paso 2: agitar el agua

Una vez que hayan pasado 30 minutos, gire suavemente la tela con las manos para agitarla ligeramente. Evite frotar o retorcer el material, ya que esto podría dañar las fibras.

Paso 3: Lavado con agua fría

Vacíe el agua sucia de la bañera y rellénela con agua fría. Enjuague cada prenda para correr en agua limpia hasta que se hayan eliminado todos los residuos de jabón de la tela.

Este paso es crucial, ya que cualquier residuo restante puede atraer suciedad y bacterias.

Paso 4: ropa seca

Exprime ligeramente el exceso de agua de cada prenda y luego usa una toalla limpia para secar aún más la humedad de la tela. Cuelga la ropa para que se seque.

Puedes utilizar una secadora para secar tu ropa de correr si lo prefieres. Sin embargo, esto dañará la ropa si se utiliza una temperatura alta.

¿Se pueden lavar zapatillas para correr en la lavadora?

Si sales a correr varias veces a la semana, la ropa deportiva no será lo único de lo que tendrás que preocuparte. Pronto, tus zapatillas para correr también se ensuciarán un poco y necesitarán un lavado a fondo.

Lamentablemente, la mayoría de las zapatillas para correr no se pueden meter en la lavadora. Esto se debe a que las duras condiciones pueden hacer que el adhesivo que mantiene unidos los zapatos se deshaga. En algunos casos, también podría dañar la suela de goma.

Si tus zapatillas necesitan refrescarse, tu mejor opción es lavarlas a mano. Puede consultar nuestra guía para obtener una lista completa de instrucciones, pero aquí hay un desglose rápido del proceso:

  1. Retire los cordones y las plantillas de los zapatos.
  2. Quita la mayor cantidad de suciedad posible de tus zapatillas.
  3. Llene un recipiente con agua tibia y detergente para ropa.
  4. Utilice un cepillo suave o una esponja para frotar suavemente los zapatos con agua y jabón.
  5. Limpia cualquier resto de suciedad con un paño húmedo.
  6. Deja que los zapatos se sequen al aire libre.

En algunos casos excepcionales, te encontrarás con un par de zapatillas que se pueden lavar a máquina. Esto se indicará en la etiqueta de cuidados, así como en la temperatura de lavado recomendada.

Si coloca sus zapatos en la máquina, asegúrese de quitarles los cordones y ponerlos en una bolsa de lavandería de antemano para protegerlos (y a su lavadora) de daños.

¿Por qué mi ropa todavía huele a BO después del lavado?

En algunos casos, es posible que laves tu ropa para correr y notes que todavía desprende un fuerte olor corporal.

Esto se produce cuando contaminantes, como el sudor, el sebo y las bacterias, se han incrustado profundamente en las fibras.

La mejor manera de eliminar estos contaminantes es lavar la ropa para correr con agua caliente.

Desafortunadamente, este tipo de ropa suele estar hecha de fibras sintéticas que se dañarán si no se lavan con agua fría. Esto significa que algunos olores aún quedarán adheridos a la tela después del lavado.

Afortunadamente, existen formas de eliminar el olor a sudor sin dañar la ropa para correr.

Remojar las prendas en vinagre antes de lavarlas es una excelente manera de hacerlo (como se mencionó anteriormente), pero algunos otros desodorantes naturales que puedes probar incluyen:

  • Jugo de limon: Crea una solución ligeramente ácida diluyendo el jugo de varios limones en 2 litros de agua tibia. Una vez que se haya enfriado un poco, puedes remojar la ropa maloliente en la solución durante al menos 30 minutos antes de enjuagar con agua fría y dejar secar la prenda.
  • Bicarbonato de sodio: Combina unas cucharadas de bicarbonato de sodio con un poco de agua tibia para crear una pasta limpiadora. Esto se puede aplicar directamente a cualquier sección de tela maloliente (por ejemplo, axilas) y dejar durante 15 minutos. Después, simplemente lava y seca tu ropa como de costumbre.
  • Sal: Disuelva 140 g de sal en un balde de agua tibia para crear una solución antibacteriana natural. Remoja cada prenda para correr en agua para eliminar las bacterias que causan el mal olor, luego lávala y sécala como de costumbre.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Preguntas frecuentes sobre cómo lavar la ropa para correr

Con qué frecuencia lavar la ropa para correr

La ropa para correr es una prenda especializada que requiere cuidado y limpieza adecuados para mantener su funcionamiento y durabilidad. A continuación, se presentan las preguntas más frecuentes sobre cómo lavar la ropa para correr.

1. ¿Con qué frecuencia debo lavar mi ropa de correr?

La frecuencia de lavado de tu ropa de correr depende de varios factores, como la intensidad y duración de tus sesiones de entrenamiento, el clima y tu nivel de sudoración. En general, se recomienda lavar la ropa de correr después de cada uso para eliminar la acumulación de sudor, bacterias y malos olores. Sin embargo, si has realizado un entrenamiento de baja intensidad o solo usaste la ropa durante poco tiempo, puedes considerar usarla nuevamente antes de lavarla.

2. ¿Cómo debo lavar mi ropa de correr?

Para lavar tu ropa de correr de manera adecuada:

  1. Lee siempre las etiquetas de cuidado y seguimiento del fabricante: Cada prenda puede tener diferentes instrucciones de lavado y secado, por lo que es importante seguir las recomendaciones del fabricante.
  2. Lava a máquina en agua fría: Utiliza un ciclo suave y agua fría para proteger las fibras de la ropa.
  3. Evita el uso de suavizante: El suavizante puede obstruir las fibras y afectar la capacidad de absorción del sudor de la ropa.
  4. Seca al aire libre: Seca tu ropa de correr al aire libre, preferiblemente bajo la sombra, ya que la exposición directa al sol puede dañar las prendas.

Para obtener instrucciones más específicas sobre cómo lavar tu tipo de tela de correr, puedes consultar la página de lavado de ropa en Wikipedia.

3. ¿Puedo mezclar mi ropa de correr con otras prendas al lavarla?

Es recomendable no mezclar tu ropa de correr con otras prendas mientras la lavas. Esto se debe a que las prendas de algodón y las toallas pueden generar pelusa, que puede adherirse a la ropa técnica para correr y disminuir su rendimiento. Además, algunas prendas pueden tener cremalleras o velcros que pueden engancharse y dañar la ropa de correr.

4. ¿Puedo utilizar blanqueador para lavar mi ropa de correr?

No se recomienda utilizar blanqueador al lavar la ropa de correr, especialmente si es de colores brillantes o estampados. El blanqueador puede decolorar o dañar los tejidos de la prenda. Para mantener los colores de tus prendas, es mejor utilizar detergente suave sin blanqueador.

Recuerda que cuidar adecuadamente tu ropa de correr prolongará su vida útil y garantizará su funcionalidad durante tus entrenamientos. Siempre es recomendable seguir las instrucciones específicas del fabricante y adaptar los cuidados al tipo de tela y prenda.


Deja un comentario