¿Con qué frecuencia debes limpiar tu lavadora?

Si deseas que tu lavadora dure mucho más y siga lavando tus prendas impecablemente, es fundamental mantenerla limpia. Pero, ¿con qué frecuencia debes hacerlo? Descubre en este artículo la respuesta a esta pregunta y sorpréndete con los resultados. No querrás perderte estos consejos. ¡Sigue leyendo!

Puede resultar difícil saber con qué frecuencia es necesario limpiar todo lo que hay en la casa.

En algunos casos, como el lavabo del baño o las encimeras de la cocina, es bien sabido que deben lavarse varias veces por semana.

Pero cuando se trata de electrodomésticos más grandes que a menudo no están visiblemente sucios, puede resultar más difícil saber con qué frecuencia deben renovarse.

Las lavadoras deben limpiarse con más frecuencia de lo que piensas. De hecho, las investigaciones sugieren que 63% de los británicos ¡No limpies sus máquinas regularmente!

Mucha gente supone que las lavadoras son autolimpiantes porque su trabajo principal es lavar la ropa, pero en realidad deben limpiarse como cualquier otro electrodoméstico.

Pero, ¿con qué frecuencia debes limpiar tu lavadora? ¿Y qué pasa si pospones la limpieza durante demasiado tiempo? ¡Sigue leyendo para conocer todo lo que necesitas saber!

¿Con qué frecuencia debes limpiar tu lavadora?

Puede ser fácil pasar por alto su lavadora durante su rutina de limpieza, pero limpiarla regularmente es esencial.

Si no limpias tu lavadora, se producirá una acumulación desagradable que puede arruinar tu ropa y acortar la vida útil de tu electrodoméstico.

Para evitar estos problemas, recomendamos realizar una limpieza profunda de su lavadora una vez cada 1 a 3 meses, dependiendo de la frecuencia con la que se use.

Por ejemplo, un hogar que solo usa la máquina cada pocas semanas no necesitará limpiarla con tanta frecuencia como uno que lava varias cargas de ropa por semana.

Al limpiar su lavadora, debe asegurarse de no centrarse únicamente en el tambor. La tapa, los bordes, las juntas, los dispensadores de detergente y el filtro de la máquina también deben limpiarse para eliminar cualquier resto de suciedad, pelusa o detergente que pueda afectar su rendimiento.

¿Cómo se limpia y refresca una lavadora?

Está muy bien que le digamos que limpie su lavadora con regularidad, pero no obtendrá los beneficios a menos que sepa cómo limpiar y refrescar cada pieza correctamente.

Algunas partes de la máquina, como la tapa y el frente de la máquina, se explican por sí solas, pero otras pueden resultar un poco más confusas. Afortunadamente, tenemos todas las respuestas que necesita a continuación.

Limpiar el tambor

A la hora de limpiar el tambor de tu lavadora, existen muchas opciones de limpiadores diferentes. Encontramos que tres de las mejores cosas para limpiar el tambor de una lavadora son:

Para utilizarlos de forma eficaz, pruebe el siguiente método:

  1. Agregue el limpiador que desee al cajón del detergente como lo haría normalmente con el detergente para ropa.
  2. Configure la máquina para realizar un ciclo de algodón en la temperatura más alta posible.
  3. Limpie los restos restantes del tambor y del sello de la puerta con un paño.
  4. Deje la puerta de la máquina abierta para que se seque por completo.

Si has limpiado a fondo tu lavadora pero notas que huele un poco mal, no te desanimes.

La suciedad y la mugre de su máquina se habrán aflojado desde el primer lavado, pero es posible que permanezcan en el tambor. Intente realizar otro ciclo de limpieza para eliminar el olor por completo.

Limpiar el cajón del detergente

Otra zona de una lavadora que puede ensuciarse mucho es el cajón del detergente. Aquí es donde se agregan el detergente para ropa y el suavizante de telas a la máquina, por lo que con el tiempo se acumulará un residuo pegajoso si no se limpia.

Para eliminar adecuadamente este residuo, siga los pasos a continuación:

  1. Retire el cajón de detergente de la máquina usando el pequeño pestillo en la parte posterior del cajón.
  2. Desmontamos el cajón de manera que cada uno de los compartimentos haya quedado separado.
  3. Lave cada compartimento con agua tibia y jabón.
  4. Seca cada uno de los componentes, vuelve a montar el cajón y vuelve a introducirlo en la máquina.

Mientras el cajón de detergente no esté en la máquina, recomendamos encarecidamente utilizar un paño húmedo o un paño antibacteriano para limpiar la ranura en la que normalmente se encuentra el cajón.

Asegúrese de dejar que esta área se seque por completo antes de volver a insertar el cajón.

Limpiar el filtro

La última parte de la lavadora a limpiar es el filtro. Mucha gente se olvida de esta pieza porque está escondida fuera de la vista, pero es tan importante limpiar esta zona de la máquina como cualquier otra.

Es posible que tengas que quitar una cubierta para acceder al filtro, pero normalmente se encuentra en la parte inferior de la máquina.

Para limpiarlo correctamente, simplemente necesitas:

  1. Coloque una toalla vieja en el suelo antes de comenzar a detectar cualquier fuga de agua.
  2. Desenrosque el filtro de la máquina.
  3. Coloque el filtro bajo agua caliente.
  4. Seque el filtro, vuelva a atornillarlo y vuelva a colocar la tapa.

Una vez que haya vuelto a colocar el filtro, le sugerimos ejecutar un ciclo corto en su lavadora y verificar si hay fugas.

Si hay alguna fuga de agua, no has vuelto a colocar el filtro correctamente, por lo que será necesario reajustarlo.

¿Qué pasa si no limpias tu lavadora?

El uso principal de una lavadora es limpiar la ropa para que esté lista para volver a usarla. Un problema al no limpiar la lavadora con regularidad es que no podrá realizar esta función con la misma eficacia.

Con el tiempo, una máquina sin lavar empezará a oler mal, a acumular suciedad y otros residuos, ¡e incluso a desarrollar moho!

Todos estos pueden dejar residuos en la ropa, lo que significa que ya no tendrás esa sensación de frescura al sacar la ropa de la lavadora.

Otra razón para limpiar tu lavadora y eliminar estos residuos es que pueden convertirse en un caldo de cultivo para las bacterias.

Estas bacterias generalmente se acumulan en el tambor, el sello y el cajón de detergente en su lavadora, e incluso pueden obstruir los mecanismos internos cuando se dejan acumular.

Cómo mantener limpia una lavadora

No importa qué tan bien cuides tu lavadora, será necesario limpiarla en profundidad una vez cada pocos meses, como se recomienda anteriormente. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para prevenir la acumulación de suciedad, mugre y bacterias para que pueda pasar un poco más de tiempo entre sesiones de limpieza:

1. No dejes que la ropa húmeda se quede en la máquina.

Intenta sacar la ropa húmeda de la máquina lo antes posible una vez finalizado el ciclo de lavado. Las bacterias prosperan en ambientes húmedos y dejar ropa mojada en el tambor acelerará su reproducción.

2. Deje la puerta abierta después de su uso.

Dejar la puerta de la lavadora cerrada después de lavar una carga también aumentará la humedad en la máquina, ya que el tambor y el sello no tendrán oportunidad de secarse. Recomendamos dejar abierto el cajón del detergente por el mismo motivo.

3. No llenes demasiado la máquina

Puede resultar tentador intentar incluir la mayor cantidad de ropa posible en cada carga. Sin embargo, sobrecargar la lavadora hará que el aparato trabaje demasiado y aumentará la probabilidad de que se formen obstrucciones en las tuberías y desagües.

4. Utilice menos detergente para ropa

Agregar demasiado detergente para ropa en cada lavado provocará la acumulación de residuos. Cualquier detergente que no se haya disuelto adecuadamente cuando se agrega el suavizante de telas a la carga se combinará con el suavizante para formar frotarun residuo ceroso que dejará marcas de suciedad en tu ropa.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Preguntas frecuentes sobre la limpieza de la lavadora

Preguntas frecuentes sobre la limpieza de la lavadora

¿Con qué frecuencia debes limpiar tu lavadora? Esta es una pregunta común entre los propietarios de lavadoras. Saber cuándo y cómo limpiar correctamente este electrodoméstico es esencial para mantener un rendimiento óptimo y prolongar su vida útil. A continuación, responderemos a las preguntas más frecuentes relacionadas con la limpieza de la lavadora.

¿Con qué frecuencia es recomendable limpiar la lavadora?

La frecuencia recomendada para limpiar tu lavadora varía según el uso y la calidad del agua en tu área. Sin embargo, se aconseja realizar una limpieza profunda al menos una vez al mes. Esto ayudará a prevenir la acumulación de residuos, bacterias y malos olores en el interior de la lavadora.

¿Cómo puedo limpiar mi lavadora de manera efectiva?

Para limpiar tu lavadora de forma efectiva, sigue estos pasos:

  1. Prepara una mezcla de agua caliente con una taza de vinagre blanco. El vinagre ayudará a desinfectar y eliminar los residuos de detergente y suciedad acumulada en la máquina.
  2. Vierte la mezcla directamente en el tambor de la lavadora.
  3. Ejecuta un ciclo completo de lavado con agua caliente, preferiblemente sin ropa. Esto permitirá que el vinagre actúe eliminando los restos y olores desagradables.
  4. Una vez finalizado el ciclo, limpia las partes externas de la lavadora, como el panel de control y la puerta, con un paño húmedo.

Recuerda leer el manual de instrucciones de tu lavadora, ya que algunos modelos pueden tener recomendaciones de limpieza específicas.

¿Qué productos de limpieza debo evitar al limpiar mi lavadora?

Al limpiar tu lavadora, debes evitar el uso de productos químicos abrasivos, como blanqueadores o limpiadores de tuberías. Estos pueden dañar las partes internas de la máquina y afectar su funcionamiento. Además, evita el uso de detergentes en exceso, ya que su acumulación también puede causar daños.

¿Cómo puedo prevenir la formación de moho y malos olores en mi lavadora?

Para prevenir la formación de moho y malos olores en tu lavadora, sigue estos consejos:

  1. Deja la puerta de la lavadora abierta después de cada ciclo para permitir que circule el aire y seque el interior.
  2. No dejes la ropa húmeda en la lavadora por mucho tiempo, ya que esto crea un ambiente propicio para el crecimiento de bacterias.
  3. Limpia regularmente el dispensador de detergente y el filtro de pelusas, si tu lavadora los tiene.
  4. Realiza una limpieza profunda con vinagre regularmente, como se mencionó anteriormente.

Estos pasos te ayudarán a mantener tu lavadora fresca, limpia y en óptimas condiciones de funcionamiento.

Para obtener más información sobre el mantenimiento de las lavadoras, consulta este artículo de Wikipedia.


Deja un comentario