Cómo mantener las toallas suaves sin secadora

¿Quieres mantener tus toallas suaves y esponjosas sin necesidad de usar una secadora? ¡No te preocupes! En este artículo te contamos algunos consejos infalibles para lograrlo. Descubre cómo cuidar tus toallas y disfrutar de la sensación de suavidad todos los días.

Los hoteles parecen lavar y secar toallas con una sensación de lana casi todos los días. Pero en casa, es una historia completamente diferente… ¡Conseguir que las toallas adquieran una textura relativamente suave es un trabajo duro!

¿Pero estamos destinados a tener sólo toallas ásperas en nuestros hogares? ¡De nada!

Sigue leyendo para descubrir cómo mantener tus toallas suaves sin usar secadora.

Las toallas, una vez lavadas y secadas varias veces, empiezan a quedar un poco crujientes. Y esto no es necesariamente bueno cuando te estás secando.

Lo único que realmente quieres es una toalla cómoda y esponjosa para secarte… pero ¿cómo puedes mantener las toallas suaves sin tener que salir a comprar otras nuevas todo el tiempo? ¡Sigue leyendo para descubrir lo que debes hacer!

Solución 1: reduzca la cantidad de detergente para ropa a la mitad

Lamentablemente, no mucha gente se da cuenta de que el uso excesivo de detergente es algo malo. Por el contrario, mucha gente piensa que usar una gran cantidad de detergente ayudará a limpiar sus toallas y hará que huelan más frescas.

En realidad, no es el caso porque demasiado detergente puede hacer que las toallas se vuelvan bastante rígidas y llenas de residuos de jabón. Esto, a su vez, hace que las toallas se sientan realmente duras y lo opuesto a un paraíso esponjoso…

Entonces, para solucionar este problema todo lo que necesitas hacer es reducir a la mitad la cantidad de detergente que usas en tu lavadora al lavar toallas. Además, si reduce su dosis a la mitad de lo que usaría normalmente, ¡también podrá ahorrar algunas libras aquí y allá en detergente!

Solución 2: vinagre blanco

El vinagre blanco es un agente de limpieza clásico y también es bueno para el pescado y las patatas fritas. Entonces, quizás te preguntes por qué te digo que mojes tus toallas limpias con vinagre aromático…

La respuesta simple es: sí, el vinagre huele, pero ese olor desaparecerá cuando la lavadora realice el enjuague final. Y si aún persiste, simplemente haga otro lavado con agua caliente.

Pero dejando de lado el olor, el vinagre blanco es excelente para eliminar los residuos de jabón de las toallas. ¡Al hacerlo, puedes hacer que las toallas se sientan suaves!

Todo lo que necesita hacer es agregar entre un cuarto y media taza de vinagre en el compartimiento del suavizante de telas en el cajón de la lavadora durante el ciclo de enjuague. El vinagre solucionará el resto por ti.

Sin embargo, no agregues suavizante de telas al lavado si planeas usar vinagre; esto no funcionará muy bien.

Solución 3: rotación de toallas

Las toallas se cansan y se arrugan con el tiempo, así que ¿por qué no cambiarlas por otras toallas de tu casa de vez en cuando?

Por ejemplo, si tienes un montón de cuatro toallas azules que usas y limpias en la primera semana, límpialas y cámbialas por una pila de cuatro toallas rojas en la segunda semana, luego cámbialas nuevamente en la tercera semana y así sucesivamente.

¡Rotar las toallas ayudará a que duren un poco más porque no están sujetas constantemente a lavado, secado, secado, lavado, etc.!

En pocas palabras, deja descansar tus toallas de vez en cuando.

Solución 4: Deje de transferir pelusas entre la ropa y las toallas

Una forma realmente sencilla de mantener las toallas suaves, sin utilizar una secadora, es asegurarse de lavarlas juntas. Esto significa que no mezclas tus toallas con otras prendas cuando las lavas.

Mezclar ropa, toallas y ropa de cama en un solo lavado puede parecer una buena idea. Ahorra tiempo, no es necesario encender la lavadora varias veces y puedes ahorrar en cápsulas.

Pero cuando lavas todo al mismo tiempo, se pasa mucha pelusa. Al final, obtienes una especie de aspecto ondulado en tu ropa y tienes que dedicar tiempo a eliminar el desorden de fibras.

Si simplemente separas todo en montones, pronto descubrirás que este problema se reduce significativamente y tus toallas se sentirán mucho más suaves.

Solución 5: elija un suavizante de telas para sus toallas

Si está buscando una solución muy rápida y sencilla para mantener sus toallas suaves, entonces podría considerar comprar un suavizante de telas.

Hay muchos suavizantes de telas disponibles para comprar hoy en día, y muchos de ellos vienen con ventajas especiales, por lo que puede resultar agotador tratar de elegir uno. Por suerte para ti, hemos hecho todo el trabajo duro: consulta nuestra publicación en Los mejores suavizantes y acondicionadores de telas del Reino Unido..

¡Todo lo que necesitas hacer una vez que hayas elegido un artículo para usar es seguir las instrucciones en el paquete!

Solución 6: use ablandadores de agua en su lavadora para suavizar las toallas

En algunas zonas del Reino Unido, el agua dura dificulta bastante la limpieza de la ropa en general. Generalmente, quienes viven en zonas de agua dura notan que su ropa, toallas y ropa de cama suelen quedar obstruidas con pequeños depósitos minerales cuando salen de la lavadora.

Es increíblemente molesto tener que lidiar con estos depósitos, pero es bueno que haya una serie de productos en los supermercados del Reino Unido que están diseñados para combatir este problema.

Uno de estos productos está en Calgon. Calgon es un conocido ablandador de agua que es completamente seguro para usar en tu lavadora, con o sin ropa.

Está diseñado para ablandar el agua dentro de la máquina para que la ropa no se ensucie con depósitos minerales y los electrodomésticos no se obstruyan con cal.

Si lavas tus toallas en Calgon, no sólo el agua de tu lavadora estará mucho más suave, ¡sino que tus toallas también te lo agradecerán! También existen varias alternativas excelentes a Calgon, que deberían brindarle resultados similares.

Solución 7: secar las toallas al aire para mantenerlas suaves

La próxima sugerencia probablemente estará al final de esta lista dado que vivimos en el lluvioso Reino Unido. Pero una forma de mantener las toallas suaves es secarlas al aire.

¡Necesita un clima agradable y seco, preferiblemente cálido, para obtener los mejores resultados!

Todo lo que necesitas hacer es colgar tu ropa afuera en la cuerda y dejarla tomar el sol. ¿No tienes espacio para una línea? Eso no es problema, simplemente use un tendedero (perchero).

Solución 8: No llene demasiado la lavadora con toallas

Todos llevamos vidas ocupadas, por lo que empaquetar una carga completa de ropa en un ciclo es algo que hacemos de vez en cuando. Sin embargo, no es necesariamente algo bueno porque desgasta la máquina y la ropa no siempre sale tan limpia, pero lo más importante…

Si llenas demasiado tu lavadora con muchas toallas, se volverán muy pesadas, es posible que no se laven tan bien como te gustaría y que las toallas queden un poco ásperas.

Una forma de superar este erizado problema es gestionar mejor la ropa.

Alrededor de 5 toallas en 1 ciclo de lavado es aproximadamente la cantidad correcta que debes poner. Esto asegurará que la lavadora pueda limpiar todas las toallas correctamente, que el peso se distribuya uniformemente y que las toallas queden más suaves porque han sido cuidadas. para mejor.

Solución 9: elija una temperatura más baja para mantener las toallas suaves

El calor puede ser bueno para eliminar las bacterias de las toallas, pero demasiado calor también puede dañar las fibras de las toallas. ¡Esto, a su vez, deja las toallas con una sensación bastante áspera y poco atractiva!

Para reducir este problema, todo lo que necesitas hacer es bajar la temperatura de tu lavadora a unos 30/40 ℃ y lavar las toallas con normalidad. Esto evitará que el material sufra a manos del calor extremo.

Solución 10: clasifique las toallas mojadas inmediatamente

Una forma súper sencilla de asegurarte de que las toallas se mantengan más suaves por más tiempo es sacarlas de la lavadora lo antes posible.

Realmente no hay mejor momento que el presente: tan pronto como la máquina se detenga, saque las toallas de la máquina una por una, agítelas (para eliminar el exceso de humedad) y póngalas en el tendedero para que se sequen. Es realmente tan fácil como eso.

Dejar toallas en una lavadora simplemente no les hace ningún favor. Las toallas mojadas que se dejan reposar en la lavadora no solo comienzan a oler mal, sino que también pueden promover el moho.

Esto significa que tienes que volver a lavar las toallas, lo cual, en mi opinión, es una molestia y un gasto innecesarios.

Solución 11: Deje que las toallas se sequen antes de doblarlas y guardarlas

Vivir en el Reino Unido significa que cada vez que pones la ropa en el tendedero, también debes estar atento a las nubes grises.

Entonces, cuando la lluvia finalmente caiga sobre tus toallas casi secas, ¡no asumas que puedes simplemente doblarlas y guardarlas! Esto hace que las toallas se pongan rígidas porque el exceso de humedad no se ha eliminado por completo del material.

Para resolver este problema, debe asegurarse de que las toallas estén secas antes de sacarlas del tendedero/tendedero, y si las toallas no están secas, espere otro período de secado y vuelva a sacarlas afuera.

O bien, toma un tendedero y colócalo en una habitación cálida para que las toallas se sequen de la manera más natural posible.

No es una buena idea guardar ningún tipo de ropa húmeda; asegúrese siempre de que la ropa esté lo más seca posible antes de guardarla en un armario o gabinete.

No seque las toallas en un radiador

Como sabes, secar las toallas es excepcionalmente importante, por lo que puedes sentirte tentado a acelerar el proceso poniendo las toallas a secar en el radiador.

Esta es una mala idea porque las toallas se vuelven muy duras y crujientes cuando se secan en radiadores.

Intente evitar hacer esto con toallas, pero si realmente necesita usar un radiador, coloque un tendedero al lado y coloque las toallas encima. De esta manera, el calor directo no penetrará en las toallas y las secará.

Secar ropa y toallas en un radiador es una mala idea por varios motivos. No sólo endurece la ropa, sino que también puede ser perjudicial para la salud.

Conclusión

Es realmente fácil mantener las toallas suaves y tampoco es demasiado costoso lograr excelentes resultados. Simplemente pruebe una mezcla de las soluciones anteriores para mantener sus toallas suaves sin usar una secadora.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Preguntas frecuentes sobre cómo mantener las toallas suaves sin secadora

Preguntas frecuentes sobre cómo mantener las toallas suaves sin secadora

1. ¿Cuál es la mejor forma de secar las toallas sin una secadora?

La mejor forma de secar las toallas sin una secadora es colgarlas al aire libre. Busca un área bien ventilada y expón tus toallas al sol para que se sequen de manera natural. Si no tienes espacio al aire libre, también puedes colgarlas en un interior bien ventilado.

2. ¿Es recomendable utilizar suavizante de telas en las toallas?

No es recomendable utilizar suavizante de telas en las toallas, ya que puede reducir su capacidad de absorción. Además, el suavizante puede acumularse en las fibras de la toalla y hacer que se vuelvan menos suaves a lo largo del tiempo. En lugar de suavizante, puedes probar otros métodos naturales para mantenerlas suaves.

3. ¿Qué puedo hacer para evitar que las toallas se vuelvan ásperas?

Para evitar que las toallas se vuelvan ásperas, asegúrate de lavarlas correctamente. Utiliza la cantidad adecuada de detergente y evita el uso de suavizante. También es recomendable no utilizar productos blanqueadores agresivos, ya que pueden dañar las fibras de la toalla.

4. ¿Cómo puedo mantener mis toallas suaves de forma natural?

Existen varios métodos naturales para mantener tus toallas suaves. Puedes probar agregar vinagre blanco al ciclo de enjuague durante el lavado, ya que ayuda a eliminar los residuos de detergente y suavizar las fibras de la tela. Otra opción es utilizar bolas de secado de lana o pelotas de tenis en la secadora para ablandar las toallas.

5. ¿Es recomendable utilizar secadores de aire caliente para secar las toallas?

No es recomendable utilizar secadores de aire caliente para secar las toallas, ya que el calor intenso puede dañar las fibras de la tela y hacer que se vuelvan ásperas. Es preferible utilizar un ciclo de secado suave o el ajuste de aire frío en la secadora, o bien, colgarlas al aire libre.

  1. Artículo sobre el cuidado de toallas en https://es.wikipedia.org/wiki/Toalla
  2. Información adicional sobre suavizantes de telas en https://es.wikipedia.org/wiki/Suavizante_de_telas


Deja un comentario