Cómo limpiar un baño paso a paso

¿Quieres tener un baño impecablemente limpio pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes, en este artículo te enseñaremos cómo limpiar un baño paso a paso. Sigue leyendo y descubre los mejores consejos y trucos para dejar tu baño reluciente y libre de gérmenes. ¡No pierdas más tiempo y comencemos la tarea de limpieza ahora mismo!

Limpiar un baño no es exactamente un trabajo que queramos hacer. Está sucio, es agotador y nunca sabes en qué sección empezar a trabajar primero.

Pero en algún momento hay que arreglar un baño, ¡nos guste o no!

Entonces, ¿Cómo se limpia correctamente un baño?y ¿Cómo aprovechar al máximo un ejercicio de limpieza??

Sigue leyendo y descubrirás una guía paso a paso para limpiar un baño.

Cómo limpiar un baño paso a paso

Al limpiar un baño, suele ser más fácil trabajar desde de arriba hacia abajoasí que empieza limpiando el techo y continúa hasta el suelo.

Si limpias el piso primero, tendrás que caminar sobre él para limpiar otras superficies de la habitación, y esto frustraría el objetivo de limpiar el piso para empezar.

También es más fácil si primero haces la limpieza en seco, barriendo por ejemplo, y luego pasas a trabajar con productos de limpieza líquidos. A menudo resulta difícil eliminar la suciedad, como el pelo, de las superficies cuando están húmedas.

También es esencial que reúnas todos tus artículos de limpieza antes de comenzar este proceso de limpieza.

Esto le permitirá hacer el trabajo mucho más rápido porque no tendrá que ir y venir recogiendo productos de limpieza.

Los elementos que necesitará a lo largo del camino incluyen, entre otros:

Siga la guía paso a paso a continuación para limpiar su baño.

Recuerde: deberá reemplazar sus herramientas de limpieza, como esponjas, paños y cepillos de dientes, antes de pasar a limpiar un nuevo espacio. No debes usar el mismo paño para limpiar un inodoro y un lavabo, por ejemplo; esto es antihigiénico, así que cambia tus herramientas.

También debes usar guantes durante todo este proceso. Y es necesario mantener las ventanas abiertas para que pueda entrar aire fresco en la habitación.

Paso 1: Vaciar el baño

Un lugar sencillo para comenzar a la hora de limpiar un baño es vaciarlo de todo su contenido. Debes recoger todos tus champús, papel higiénico, jabones, afeitadoras, toallas, alfombras de baño y cualquier otro artículo que guardes en la habitación, y dejarlos a un lado.

¡El baño ahora debería estar bastante vacío y esto facilitará el ejercicio de limpieza!

También es una buena idea meter las toallas sucias y la alfombra de baño en la lavadora en este momento. Estarán limpios cuando haya terminado y podrán secarse y reemplazarse.

Paso 2: aspira y desempolva el baño

Es mejor empezar a limpiar el baño cuando esté seco. El líquido tiende a formar grumos en el polvo y no es tan fácil limpiar la suciedad de las superficies húmedas.

De hecho, esto puede hacer que el proceso de limpieza sea más frustrante e innecesariamente más largo, porque a menudo hay que volver a limpiar las superficies.

Así, pasa la aspiradora por el suelo, alrededor de las ventanas, los alféizares, las persianas, el techo, la campana extractora, a lo largo de los rodapiés y detrás del lavabo y del inodoro. ¡También puedes quitar el polvo de estas áreas para asegurarte de que estén extra limpias!

Asegúrate de recoger y limpiar esas molestas telarañas, ¡especialmente las que se esconden detrás del radiador!

Paso 3: Limpiar las baldosas, los sellos y la lechada.

No es mucho trabajo restaurar los mosaicos a su antiguo esplendor. Para limpiar los azulejos de tu baño, puedes crear un spray de agua y vinagre blanco para el trabajo (50/50 es suficiente). Simplemente rocíe la solución directamente sobre los azulejos y límpielos con un paño.

Los sellos y la lechada, por otro lado, no siempre envejecen bien y pueden empezar a verse negros con el tiempo.

Para limpiar las juntas y la lechada de tu baño debes aplicar una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre blanco en las áreas. Luego debes frotar las superficies con un cepillo de dientes suave para limpiar la suciedad.

En algunos casos, si el sello es demasiado malo para limpiarlo, reemplazarlo podría ser la única opción.

Para problemas relacionados con el moho, deberá tratarlos con un limpiador profesional. un producto como Spray para moldes HG Funcionaría de maravilla y también ayuda a gestionar el problema.

Consulte nuestra guía sobre cómo limpiar el moho del sellador de baño para obtener más consejos.

Paso 4: Limpiar la cortina de la ducha o la mampara/puerta de la ducha

Las cortinas de ducha son algunos de los elementos más sucios del baño y, si no se les da mantenimiento, pueden empezar a verse muy rugosas y sucias.

Da la casualidad de que puedes limpiar una cortina de ducha con facilidad. Puedes lavar una cortina a mano o en una lavadora.

Todo lo que necesita hacer es revisar las etiquetas de cuidado de la cortina de la ducha, elegir un método de lavado adecuado, ver la limpieza y volver a colgar la cortina para que se seque. ¡Es tan simple como eso!

Obtenga más información sobre cómo lavar una cortina de baño y qué productos utilizar en nuestra guía detallada.

Si no tienes una cortina de baño y en su lugar tienes una mampara/puerta, puedes usar un limpiador de baño multiuso o una mezcla de vinagre blanco y agua para limpiarla.

Todo lo que necesitas hacer es rociar la mezcla sobre la mampara/puerta, limpiar la mampara con un paño, enjuagarla con agua tibia y utilizar una escobilla de goma para eliminar el exceso de producto.

Además de lo anterior, necesitarás limpiar la tira de plástico que recorre la parte inferior de la puerta. El agua tiende a acumularse en esta sección, por lo que al moho y la suciedad les gusta instalarse aquí.

Si no limpias esta área con regularidad, adquirirá un color extraño, puede volverse redundante y tal vez tengas que reemplazarla.

Da la casualidad de que limpiar esta pequeña sección no es demasiado difícil. Todo lo que necesitas hacer es quitar la tira de plástico, agregarle una solución limpiadora y usar un cepillo de dientes para quitar la suciedad. Y si necesitas mejorar tu juego, agrega bicarbonato de sodio a la tira y sigue frotando.

Solo asegúrese de secar la tira de plástico antes de reemplazarla.

Paso 5: Limpiar el cabezal de la ducha y los grifos de la bañera.

La cal puede acumularse rápidamente dentro y fuera del cabezal de la ducha y realmente puede dificultar el funcionamiento de la ducha. Por lo tanto, es esencial que elimines esta acumulación de tiza antes de que cause caos.

Para limpiar un cabezal de ducha, puedes usar un limpiador de cal disponible en el mercado, o puedes optar por lo natural y usar vinagre blanco. Si vas a comprar un producto, simplemente sigue las instrucciones del frasco para saber cómo utilizarlo correctamente.

Si prefiere seguir la ruta del vinagre, la forma en que limpiará realmente el cabezal dependerá del tipo de ducha que tenga, ya sea fija o no.

Si tiene un cabezal de ducha desmontable, puede sacar la ducha del gancho y poner el cabezal en un recipiente con vinagre blanco durante aproximadamente media hora para limpiarlo (lo ideal sería un período más largo, pero no siempre es esencial). ).

Si su ducha está arreglada, deberá llenar una bolsa grande con unas cuantas tazas de vinagre, pero no la llene demasiado. Luego, debes colocar con cuidado esta bolsa sobre el cabezal de la ducha y asegurarla en su lugar.

El vinagre debe estar en contacto con la ducha. Deje el vinagre y el cabezal de la ducha reposar durante aproximadamente media hora, para que el vinagre pueda hacer su magia.

Al finalizar ambos procesos deberás utilizar un cepillo de dientes suave para frotar la suciedad que se haya alojado en el cabezal. Y cuando haya terminado, debe enjuagar el cabezal de la ducha, reemplazarlo y abrir la ducha para limpiar los rociadores.

Puedes limpiar la tubería y la caja de la ducha con un limpiador multiuso. Este método también se puede utilizar para limpiar los grifos del baño.

Paso 6: Limpiar la bañera y/o plato de ducha

Antes de intentar limpiar un plato de bañera/ducha, debes quitar los pelos del tapón. No es un trabajo muy bonito, pero es esencial. El pelo suele atascarse en las tuberías, obstruir los desagües y normalmente impide que el agua sucia se escurra.

Si no usa un recogedor de cabello en el desagüe, deberá usar unas pinzas para sacar el vello visible del desagüe. Debes tirar estos residuos en un contenedor, ¡no los tires al baño!

Para limpiar la bañera o el plato de ducha, simplemente cubra la superficie con un limpiador de baño. Luego masajea la crema en el plato de baño/ducha con un paño y enjuaga la zona cuando hayas terminado.

Recuerde limpiar también los jaboneras integradas en la bañera y las bandejas. ¡Estarán albergando mucha escoria que habrá que limpiar!

Lo ideal es utilizar un limpiador de baños especializado para este tipo de trabajo, porque estos limpiadores pueden eliminar los residuos aceitosos y la cal de las bañeras. Estos depósitos generalmente los dejan los jabones y aceites que se agregan al baño o el agua.

También puedes tratar las manchas oxidadas que veas en el plato de la bañera/ducha, como las que se encuentran alrededor de la zona del tapón. Para eliminar tales marcas, ¡puedes usar una mezcla básica de vinagre y limón!

Paso 7: limpie las ventanas y el espejo

Las ventanas se vuelven increíblemente polvorientas y sucias, ¡y es esta suciedad la que las hace parecer envejecidas y descoloridas!

Por lo tanto, para mantener las ventanas en óptimas condiciones, simplemente limpie el polvo del marco y use un spray limpiador de ventanas para limpiar el vidrio.

Al igual que las ventanas, los espejos pueden ensuciarse bastante si se descuidan durante un período de tiempo. Si no están plagados de maquillaje, alguien accidentalmente les escupirá un poco de pasta de dientes. ¡Por lo tanto, pueden terminar luciendo bastante sucios!

Para limpiar un espejo, simplemente mezcle una parte de vinagre blanco con tres partes de agua en una botella con atomizador, luego rocíe el espejo y límpielo con un paño de cocina.

Los paños de cocina evitan que se formen manchas en el espejo y, a menudo, se eligen en lugar de los paños, porque los paños a veces dejan pequeñas fibras en las superficies.

Alternativamente, puedes usar un limpiador de ventanas; el del método mencionado anteriormente sería suficiente. También dejaría un olor a menta, lo cual es una ventaja adicional.

¡Una ventana limpia puede permitir la entrada de mucha luz natural y un espejo limpio puede hacer que una habitación parezca mucho más grande!

Paso 8: Limpiar el inodoro y la cisterna

En la mayoría de los inodoros se acumula algo de cal porque el agua permanece estancada en el fondo del inodoro. Por lo tanto, incluso si su inodoro no parece manchado de suciedad, igual necesitará una limpieza.

Una de las formas más sencillas de lavar un inodoro es utilizar un limpiador para inodoros. Los limpiadores de inodoros especializados no son muy caros de comprar y puedes comprar un limpiador de marca o sin marca para el trabajo.

Para usar un limpiador de inodoros, lea las instrucciones en el empaque del producto y siga los consejos dados.

Si tienes una taza de inodoro manchada y necesitas deshacerte de las marcas, necesitarás tratar el inodoro y esto puede llevar algún tiempo. Puedes eliminar las marcas utilizando productos naturales, como vinagre, bicarbonato de sodio, jugo de limón o incluso puedes probar con pastillas limpiadoras para dentaduras postizas.

Simplemente agregue el ingrediente que desea usar a la taza del inodoro y déjelo reposar en el agua durante un período de tiempo antes de tirarlo. Lea nuestro artículo sobre cómo quitar las manchas de la taza del inodoro para obtener más consejos.

Para un baño más fragante, puedes agregar un ambientador al tazón.

Una vez que la taza del inodoro esté limpia, deberás limpiar el asiento, las bisagras, la manija y el borde del inodoro. Puedes utilizar un limpiador de baños multiusos para estos trabajos.

Una vez completados estos trabajos puedes pasar a limpiar la cisterna.

Como habrás adivinado, la cisterna suele ser una de las zonas más descuidadas del baño, pero aun así es necesario limpiarla para que siga funcionando de forma eficaz.

Es súper sencillo limpiar una cisterna. Solo necesitas agregar una solución al agua y comenzar a eliminar las marcas marrones, si las hay, con un borrador mágico.

Los productos que puedes usar para limpiar esta área incluyen bicarbonato de sodio, vinagre, lejía y jugo de limón, ¡pero no uses todos los ingredientes a la vez!

Consulte nuestra guía sobre cómo limpiar la cisterna de un inodoro para obtener más consejos.

Paso 9: Limpia el bidé (si tienes uno)

No todas las casas tienen bidé, por lo que si no tienes uno puedes saltarte este paso. Si tiene bidé, debe limpiarlo periódicamente y esto es lo que debe hacer.

Para limpiar un bidé, use un limpiador de baño común para limpiar la taza y limpie la parte del grifo y las áreas circundantes con vinagre blanco o un spray limpiador multiuso.

Paso 10: Limpia la escobilla del baño.

Una escobilla de baño suele estar plagada de gérmenes y estoy seguro de que puedes adivinar por qué, ¡así que es absolutamente vital que la limpies!

Una de las formas más sencillas de lavar una escobilla de baño es meterla en un balde lleno de dos tazas de lejía y agua hirviendo. ¡Debes dejar el cepillo en remojo en la solución durante cuatro horas para que esta sesión de limpieza funcione!

También es necesario limpiar el soporte y desinfectarlo.

Cuando hayas terminado, sólo tienes que enjuagar el cepillo y volver a colocarlo en su soporte.

Paso 11: Limpiar el fregadero y los grifos.

El lavabo se puede limpiar del mismo modo que se lava el plato de ducha o bañera. Todo lo que necesitas hacer es echar un poco de limpiador de baño en el lavabo, masajear el producto y enjuagar el lavabo. ¡Y no olvides lavar también los jaboneras!

Los grifos del lavabo se pueden limpiar con un limpiador de baño multiusos, como Spray de baño Dettol Power y Pure Advance, o una mezcla de vinagre blanco y agua. Simplemente rocíe la solución sobre los grifos y límpielos con un paño.

Esté atento a las marcas de saliva de pasta de dientes: ¡de alguna manera llegan a todos los rincones del área del fregadero!

Y al igual que con el orificio del tapón de la bañera, también tendrás que quitar los pelos del orificio del tapón del lavabo. Una vez más, necesitarás usar unas pinzas para sacar el cabello, si no usas un recogedor de cabello en el fregadero.

Paso 12: Limpia el portacepillos de dientes

Cuando hayas terminado con tu cepillo de dientes, lo remojas bajo el grifo para limpiar los restos de pasta de dientes y luego lo vuelves a colocar en su soporte. Parece bastante inofensivo.

Sin embargo, esto no es exactamente higiénico porque todavía hay muchas bacterias en el cepillo. Cuando vuelves a colocar el cepillo de dientes mojado en el soporte, los gérmenes del cabezal del cepillo se mezclan con el agua sobrante y comienzan a gotear hacia el soporte del cepillo de dientes.

En el fondo de muchos portacepillos de dientes encontrarás un líquido horrible, oscuro y viscoso. No es atractivo a la vista y da bastante miedo pensar que todos los días te metes en la boca el cepillo de dientes que ha estado alojado en este desastre infestado de bacterias.

Por eso, es vital que lo mantengas limpio.

Un portacepillos de dientes se puede limpiar con agua y jabón, como el jabón que se usa para lavar los platos.

Después de limpiarlo, debes agregar vinagre blanco a la olla y dejarlo reposar así durante media hora. Una vez pasado el tiempo puedes esterilizar aún más el soporte con agua hirviendo.

Paso 13: Limpiar armarios y estantes

Si tienes un tocador en tu baño, ¡es una buena idea limpiarlo cuando esté vacío! Para ello basta con comprobar de qué material están hechos tus armarios y estanterías.

Si las unidades de almacenamiento están hechas de un material resistente, puedes rociarlas con algún limpiador multiusos y limpiarlas.

Paso 14: Vacíe el contenedor

Vaciar el contenedor no sólo hace que su baño esté más ordenado e higiénico, sino que también puede hacer que huela más fresco.

Además de esto, limpiar tu contenedor también le dará una nueva vida. Simplemente use un poco de agua y jabón para hacer esto. Y si siente que el contenedor huele un poco, simplemente use bicarbonato de sodio para neutralizar el olor o agregue algunos aceites esenciales al fondo del contenedor para mantenerlo con un olor limpio.

¡Coloca una nueva bolsa de basura antes de empezar a recoger basura otra vez!

Paso 15: Comprobaciones finales

Echa un vistazo a tu baño para ver si te has perdido algún parche. Si ve algunos, ahora es el momento de abordarlos.

Piense en áreas como… detrás del inodoro o el lavabo, el radiador y la manija de la ventana.

Este también es un buen momento para limpiar por última vez las superficies o volver a pasar la aspiradora. Es posible que algunas áreas se hayan ensuciado un poco al realizar otros trabajos de limpieza.

Paso 16: Ordene y elimine los elementos no deseados

Al principio, sacaste un montón de cosas de tu baño y las dejaste a un lado. Ahora es el momento de volver atrás y examinar estos productos para ver qué es lo que realmente necesitas conservar y volver a colocar los productos esenciales en el baño.

Deseche los artículos vacíos o los bienes que simplemente ocupen espacio innecesario. En su lugar, organiza mejor los artículos de tu baño.

Mantenga los artículos esenciales cerca del frente del armario y coloque los repuestos y duplicados hacia la parte trasera, por ejemplo.

Si te ayuda a organizar mejor tus cosas, regala a cada miembro de la casa su propia cesta de baño. ¡Esto ayudará a mantener los artículos de todos en un solo lugar! O puede usar divisores de sorteo para evitar que los elementos rueden por todos lados en el sorteo.

Paso 17: Limpiar el piso

Ahora que todo en el baño está limpio, ha realizado la revisión final y ha devuelto los artículos a la habitación, puede limpiar el piso.

Para limpiar el suelo del baño, simplemente coge un balde, llénalo con agua tibia y un limpiador de suelos adecuado (sigue la dosis que figura en la etiqueta) y empieza a fregar todo el suelo.

Sería mejor empezar a fregar en el extremo más alejado de la habitación y avanzar hacia la puerta del baño. De esa manera no quedarás atrapado y no tendrás que caminar sobre un suelo mojado y resbaladizo para salir.

Lo ideal es que las ventanas del baño estén abiertas para ayudar a que el piso se seque.

Paso 18: Desatascador de drenaje

Al día siguiente, deberás verter un poco de desbloqueador de desagües en cada desagüe del baño. ¡El desbloqueador de desagües eliminará la suciedad que está afectando a su sistema de plomería!

Realiza este paso al día siguiente porque hay menos posibilidades de que el desbloqueador de desagües entre en contacto y reaccione con otros productos químicos de limpieza.

Lista de verificación de qué limpiar en el baño

Aquí hay un resumen de lo que se debe limpiar en un baño:

  • Cortina de ducha/mampara de ducha/puerta
  • Ventilador de techo y extractor
  • Persianas y ventanas
  • Azulejos y lechada
  • Espejo
  • Alcachofa de la ducha
  • Bañera/plato de ducha
  • grifos
  • Drenajes
  • Jaboneras y portacepillos de dientes.
  • Wc y cisterna
  • Armarios, estanterías y superficies en general.
  • Papelera
  • Cepillo de baño
  • ordenar los bienes
  • Piso

¿Con qué frecuencia se debe limpiar un baño?

Un baño debe limpiarse periódicamente. Por ejemplo, lo ideal sería limpiar el inodoro, la bañera y la ducha con regularidad, después de cada uso.

Sin embargo, debes intentar hacer limpiezas «rápidas» semanalmente (limpiar el inodoro, la bañera, la ducha, la aspiradora, quitar el polvo y limpiar los grifos, por ejemplo).

Y se deben realizar limpiezas extra profundas cada seis semanas. Aunque, si sigues al tanto de la limpieza, ¡no debería llevarte mucho tiempo realizar una limpieza profunda!

¿Cómo se puede mantener ordenado el baño?

A continuación se ofrecen algunas ideas que le ayudarán a mantener limpio su baño:

  • Manténgase al tanto de la limpieza: ¡realice minilimpiezas periódicas y limpie las superficies!
  • No guardes artículos no deseados: ordena tu baño.
  • Asegúrese de que la habitación tenga buena ventilación para mantener a raya el moho.
  • Haga que todos participen en la limpieza: déle a los miembros de la familia su propio trabajo para hacer.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






Preguntas frecuentes sobre cómo limpiar un baño paso a paso

Preguntas frecuentes sobre cómo limpiar un baño paso a paso

1. ¿Cuáles son los materiales necesarios para limpiar un baño?

Para limpiar un baño, necesitarás los siguientes materiales:

  • Limpiador desinfectante: Para eliminar gérmenes y bacterias.
  • Cepillo de cerdas duras: Para fregar y raspar superficies sucias.
  • Limpiador de vidrios: Para dejar los espejos y ventanas impecables.
  • Esponja o paños de microfibra: Para limpiar y pulir diversas áreas.
  • Guantes de protección: Para evitar el contacto directo con productos químicos.

2. ¿Cómo debo limpiar la taza del baño?

Para limpiar la taza del baño, sigue estos pasos:

  1. Vierte un limpiador desinfectante: Aplica un producto desinfectante en el interior de la taza y déjalo actuar por unos minutos.
  2. Frota con un cepillo: Utiliza un cepillo de cerdas duras para fregar el interior de la taza, prestando especial atención a las manchas y depósitos de sarro.
  3. Enjuaga: Tira de la cadena o utiliza la palanca para enjuagar la taza del baño y eliminar los residuos del limpiador.

3. ¿Cuál es la mejor forma de limpiar los azulejos del baño?

Para limpiar los azulejos del baño, sigue estos consejos:

  1. Prepara una solución limpiadora: Mezcla agua caliente con un limpiador multiusos o detergente suave.
  2. Aplica la solución sobre los azulejos: Utiliza una esponja o paño de microfibra para extender la solución limpiadora sobre los azulejos.
  3. Frota suavemente: Con movimientos circulares, frota los azulejos para eliminar la suciedad y los residuos de jabón.
  4. Enjuaga y seca: Aclara los azulejos con agua limpia y seca con un paño para evitar la formación de manchas.

4. ¿Cómo puedo eliminar los malos olores del baño?

Existen varias formas de combatir los malos olores en el baño:

  • Mantén una buena ventilación: Abre las ventanas o utiliza un extractor de aire para permitir la circulación del aire.
  • Utiliza ambientadores: Coloca ambientadores en áreas estratégicas del baño para perfumar el ambiente.
  • Limpia constantemente: Realiza una limpieza regular del baño para evitar la acumulación de suciedad y malos olores.

Para obtener más información sobre cómo limpiar y mantener un baño impecable, puedes visitar el artículo de limpieza en Wikipedia.


Deja un comentario