7 trucos para limpiar el lavavajillas que realmente funcionan

¿Estás cansado de encontrar restos de suciedad en tus platos después de usar el lavavajillas? ¡No te preocupes más! En este artículo te compartiremos los 7 trucos más efectivos para limpiar tu lavavajillas y decir adiós a esos molestos residuos. Desde ingredientes naturales hasta consejos sorprendentes, descubre cómo lograr que tu lavavajillas funcione como nuevo. ¡Sigue leyendo y verás resultados increíbles en poco tiempo!

Dígale adiós a los platos sucios y al lavavajillas maloliente con estos siete increíbles trucos para limpiar lavavajillas que seguramente dejarán su electrodoméstico luciendo y oliendo como nuevo.

Estas técnicas simples y efectivas son fáciles de implementar y le ahorrarán tiempo, dinero y frustración.

Además, ayudarán a prolongar la vida útil de su lavavajillas y mejorarán su rendimiento de limpieza. Entonces, ¿por qué esperar?

¡Siga leyendo para descubrir las mejores formas de limpiar y mantener su lavavajillas como un profesional!

Lo que se debe y no se debe hacer al limpiar el lavavajillas

Primero, hablemos de qué no hacer.

No utilice limpiadores abrasivos ni productos químicos agresivos para limpiar su lavavajillas. Estos pueden dañar el acabado del interior de su lavavajillas y empeorarlo con el tiempo.

En su lugar, opte por limpiadores suaves y naturales que harán el trabajo sin dañar su electrodoméstico.

Además de limpiar el interior de tu lavavajillas, también es importante limpiar los filtros y otras partes del electrodoméstico. Estos pueden obstruirse con partículas de comida y suciedad, lo que puede reducir la eficiencia de su lavavajillas y provocar malos resultados de limpieza.

Continúe leyendo para encontrar métodos prácticos para cada una de las partes de su máquina.

1.Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio (también conocido como bicarbonato de sodio) es una excelente manera de limpiar y protegerse de los olores.

Antes de hacer esto, le recomendamos quitar las rejillas y limpiar cualquier resto de comida evidente en el desagüe.

Comience espolvoreando una cantidad generosa de bicarbonato de sodio sobre el fondo del lavavajillas. Intente distribuirlo uniformemente para obtener mejores resultados.

Luego, debes ejecutar un ciclo rápido usando la configuración de agua más caliente posible. El bicarbonato de sodio eliminará las manchas y dejará el lavavajillas con un olor fresco.

No se preocupe por ejecutar otro ciclo en su lavavajillas para eliminar el bicarbonato de sodio. ¡Simplemente cárgalo con esos platos sucios y listo!

Si eres fanático de darle un olor cítrico a tu lavavajillas, puedes colocar un par de rodajas de cáscara de limón en el estante para cubiertos de tu lavavajillas.

No recomendamos combinar vinagre y bicarbonato de sodio, ya que se neutralizarán entre sí, lo que significa que no serán efectivos para limpiar el lavavajillas.

2. Vinagre blanco

Esta es una excelente opción si tiene agua dura que provoca depósitos minerales en su lavavajillas.

El vinagre blanco es un limpiador natural que funciona increíblemente bien para lavavajillas y es probable que tengas algunos en casa.

Para usar vinagre para limpiar un lavavajillas, puedes comenzar mezclando partes iguales de vinagre y agua en una botella con atomizador.

Luego, debes rociar la mezcla sobre el interior del lavavajillas, asegurándote de cubrir todas las superficies, incluidas las rejillas y la puerta.

Ejecute un ciclo normal con agua caliente sin platos ni detergente. El vinagre ayudará a eliminar las manchas o acumulaciones que puedan haberse acumulado en el lavavajillas con el tiempo. Esto ayudará a refrescar el lavavajillas y mejorar su rendimiento de limpieza.

Utilice este truco con regularidad o sólo cada pocas semanas para tener un lavavajillas con un aspecto limpio.

Además, puedes utilizar bicarbonato de sodio para limpiar y desodorizar aún más el lavavajillas.

Simplemente espolvorea una cantidad generosa de bicarbonato de sodio sobre el fondo del lavavajillas antes de ejecutar un ciclo normal. Esto ayudará a eliminar las manchas u olores restantes.

3. Limpiar la cesta de los cubiertos

El cesto de los cubiertos es un lugar habitual donde se acumulan los restos de comida. Esto no sólo empeorará la eficacia con la que tu lavavajillas limpia tus platos, sino que también empezará a oler mal después de un tiempo.

Para limpiar la canasta de cubiertos en el lavavajillas, puede comenzar sacando la canasta del lavavajillas y remojándola en agua tibia y jabón. Déjalo en remojo durante veinticuatro horas.

Luego, puedes usar un cepillo de cerdas suaves o una esponja para eliminar las manchas o acumulaciones rebeldes. Recuerde frotar bien el mango, ya que las bacterias tienden a acumularse aquí.

Enjuague bien la canasta con agua limpia y séquela con un paño limpio o déjela secar al aire antes de devolverla al lavavajillas.

Si todavía se ve sucio, puedes usar una taza de vinagre con tu detergente habitual y hacer funcionar el lavavajillas en la posición más caliente.

4. Limpiador a vapor

Usar un limpiador a vapor ayudará a eliminar esas manchas difíciles que no salen con los otros métodos.

Llena tu limpiador a vapor con mucha agua y comienza a precalentarlo.

Después del precalentamiento, utilice el limpiador a vapor para limpiar el interior de su lavavajillas. Concéntrese en limpiar las esquinas y bisagras, así como los rieles y los orificios del rociador.

Elimine la acumulación con el cepillo del vaporizador, teniendo cuidado de no dañar el equipo. Para entrar en espacios reducidos, utilice el limpiador a vapor y un cepillo de dientes viejo.

Puedes usar el limpiador a vapor solo, pero también es una buena idea usar un spray limpiador multiuso si deseas una limpieza completa. Usar un limpiador perfumado le dará un olor agradable después.

Una vez que hayas terminado con el limpiador a vapor, ejecuta un ciclo breve para enjuagar el lavavajillas y ¡listo!

5. Limpieza del filtro

Su lavavajillas tendrá un filtro, también conocido como rejilla, que atrapa los restos de comida. Con el tiempo se obstruirá, por lo que es importante que lo limpie.

Si no lo hace, sus platos no se limpiarán eficazmente e incluso pueden causar desgaste en su máquina.

Retire el filtro del fondo del lavavajillas desenroscándolo o levantándolo. Enjuáguelo con agua caliente en el fregadero, utilizando las manos o un cepillo para eliminar los restos de comida alojados.

Si todavía se ve sucio, considere remojarlo en agua caliente con jabón durante diez minutos y luego enjuáguelo bien.

Eche un vistazo al desagüe del que quitó el filtro.

Si parece sucio, use una esponja o un paño húmedo para limpiarlo. Después de eso, puede volver a colocar el filtro. Asegúrese de que esté correctamente asegurado en su lugar.

6. Limpieza de la junta

Limpiar la junta (el sello de goma alrededor de la puerta del lavavajillas) ayudará a prevenir el crecimiento de moho y hongos desagradables. Hacer esto con regularidad es un buen hábito a adoptar.

Utilice una esponja vieja con jabón para platos o cualquier otro detergente de su elección y pásela por el sello de goma. Asegúrate de llegar a todas las grietas, ya que es donde se acumulará la mayor parte del moho.

Este sencillo truco es rápido de realizar pero increíblemente efectivo. Tiene menos efecto en el rendimiento de su máquina, pero ciertamente evitará que huela mal.

7. Limpieza de los brazos aspersores

Estas partes esenciales de su lavavajillas a menudo se pasan por alto. Los alimentos pueden obstruirse en los orificios de pulverización, lo que hará que la máquina limpie con menos eficacia.

Deben ser fáciles de sacar del lavavajillas. Consulta el manual de tu lavavajillas específico si no estás seguro de cómo hacerlo.

Una vez retirados, utilice un cepillo y detergente para limpiar los brazos rociadores. Si todavía hay residuos en los orificios del rociador, intente usar un clip para quitarlos.

Cuando lo hayas limpiado, vuelve a instalarlo en tu lavavajillas y espera a sorprenderte de la diferencia que supondrá en la limpieza de tus platos.

Con estos sencillos trucos de limpieza, podrás hacer que tu lavavajillas vuelva a lucir y funcionar como nuevo. Entonces, ¡pruébalos y comprueba la diferencia por ti mismo!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Preguntas frecuentes sobre trucos para limpiar el lavavajillas

Preguntas frecuentes sobre trucos para limpiar el lavavajillas

1. ¿Cómo puedo deshacerme del mal olor en mi lavavajillas?

Si tu lavavajillas desprende un mal olor, puedes probar estos trucos efectivos:

  1. Limpieza con vinagre blanco: Coloca una taza de vinagre blanco en la rejilla superior del lavavajillas y ejecuta un ciclo de lavado en vacío a alta temperatura. Esto ayuda a eliminar residuos y olores.
  2. Bicarbonato de sodio y limón: Esparce bicarbonato de sodio en el fondo del lavavajillas y coloca una rodaja de limón encima. Ejecuta un ciclo de lavado corto para eliminar los olores.
  3. Limpieza de filtros: Limpia regularmente los filtros del lavavajillas para mantenerlo libre de olores desagradables.

Puedes obtener más información sobre estos trucos aquí.

2. ¿Cómo puedo evitar la acumulación de residuos y manchas en mi lavavajillas?

Para evitar la acumulación de residuos y manchas en tu lavavajillas, puedes seguir estos consejos útiles:

  1. Limpiar los platos antes de cargarlos: Retira los restos de comida de los platos antes de colocarlos en el lavavajillas.
  2. Usar un limpiador de lavavajillas: Puedes encontrar limpiadores especiales para lavavajillas que ayudan a eliminar los residuos y las manchas.
  3. Mantener limpios los brazos rociadores: Verifica regularmente que los brazos rociadores no estén obstruidos y límpialos si es necesario.

Aquí puedes encontrar más información relacionada aquí.

3. ¿Es seguro usar vinagre blanco para limpiar mi lavavajillas?

Sí, el vinagre blanco es seguro y efectivo para limpiar tu lavavajillas. Este truco de limpieza es recomendado por expertos y ayuda a eliminar residuos y olores desagradables. Sin embargo, asegúrate de no mezclar el vinagre blanco con agentes blanqueadores, ya que esto puede generar gases peligrosos.

Aquí puedes encontrar más información sobre el uso seguro del vinagre blanco en la limpieza aquí.

4. ¿Cuántas veces debo limpiar mi lavavajillas al mes?

La frecuencia de limpieza de tu lavavajillas puede variar dependiendo del uso y la calidad del agua en tu zona. Sin embargo, se recomienda limpiarlo al menos una vez al mes o cuando comiences a notar olores desagradables o acumulación de residuos y manchas.

5. ¿Puedo utilizar tabletas de limpieza en lugar de limpiar manualmente mi lavavajillas?

Sí, puedes utilizar tabletas de limpieza especialmente diseñadas para lavavajillas en lugar de una limpieza manual. Estas tabletas ayudan a eliminar residuos y obstrucciones, manteniendo tu lavavajillas en óptimas condiciones.

Para obtener más información sobre las tabletas de limpieza para lavavajillas, puedes consultar aquí.

6. ¿Debo prelavarme los platos antes de colocarlos en el lavavajillas?

Es recomendable prelavarse los platos antes de colocarlos en el lavavajillas, especialmente si hay restos de comida pegados. Esto ayuda a maximizar la eficiencia de lavado y evita posibles obstrucciones en el lavavajillas.

7. ¿Qué debo hacer si mi lavavajillas no está funcionando correctamente después de intentar estos trucos de limpieza?

Si tu lavavajillas sigue presentando problemas después de probar estos trucos de limpieza, es recomendable contactar a un técnico especializado. Un experto podrá evaluar y solucionar cualquier problema mecánico o técnico que esté afectando el funcionamiento de tu lavavajillas.

Recuerda siempre leer el manual de instrucciones de tu lavavajillas y seguir las recomendaciones del fabricante para su limpieza y mantenimiento adecuados.


Deja un comentario