7 razones por las que las pastillas para lavavajillas no se disuelven

¿Te ha pasado que las pastillas para lavavajillas no se disuelven por completo? Si es así, no te preocupes, no eres el único. En este artículo te explicaremos las 7 razones por las cuales esto sucede y cómo solucionarlo. ¡No te lo pierdas!

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos más útiles que existen. Un lavavajillas elimina gran parte del esfuerzo de limpiar después de comidas, fiestas u otros eventos.

Ese nivel de utilidad, sin embargo, significa que cuando algo anda mal con el lavavajillas, lo sientes. Si empiezas a notar residuos de jabón o te encuentras con la capa protectora de una pastilla para lavavajillas que no se ha disuelto por completo, es hora de investigar y descubrir qué está pasando.

¿Cómo funciona un lavavajillas?

Antes de empezar a investigar las posibles causas, es importante que conozcas un poco cómo funciona un lavavajillas.

Los lavavajillas utilizan una mezcla de detergente y agua para limpiar los platos mediante chorros de agua a alta presión. Estos chorros de lavado son los que reemplazan la necesidad de fregar para limpiar los platos. Piense en una lavadora a presión, como la que usaría en su automóvil o patio.

Los brazos del lavavajillas giran y rocían agua de los chorros del lavaparabrisas mientras giran para limpiar todas las superficies de los platos. El agua caliente que utilizan los chorros no sólo elimina las partículas de comida de las superficies, sino que también es la que disuelve el detergente.

La puerta del detergente se abre en un momento predeterminado del ciclo, dejando caer las pastillas en el agua caliente en el fondo del lavavajillas, donde se disuelve. Esta agua jabonosa luego es succionada por el desagüe en la parte inferior, antes de ser bombeada hacia los brazos giratorios y a través de los chorros.

Después del ciclo de lavado, se drena el agua con jabón y la máquina comienza un ciclo de enjuague. Después del enjuague, algunas máquinas secarán los platos al vapor.

Teniendo esto en cuenta, podemos pasar a lo que puede evitar que las pastillas para lavavajillas se disuelvan.

Razones por las que las pastillas para lavavajillas no se disuelven

1. La puerta del detergente está bloqueada.

Una puerta de detergente bloqueada es una de las principales causas de problemas para disolver las pastillas del lavavajillas. Asegúrese de que nada impida que la puerta se abra, por ejemplo, un asa que sobresalga del estante superior del lavavajillas.

2. El detergente se atasca

También es fundamental que la zona del dispensador de detergente esté limpia. Los alimentos, o incluso los restos de detergente viejo, pueden hacer que la pastilla del lavavajillas se atasque en la bandeja o incluso impedir que la puerta se abra.

La bandeja dispensadora también debe estar seca antes de colocar el detergente en su interior. Si el interior de la bandeja está húmedo, las pastillas del lavavajillas pueden atascarse.

Intenta evitar poner el detergente en la bandeja demasiado pronto. Si lo carga una cantidad considerable de tiempo antes de que comience el ciclo de lavado, es posible que se apelmace o se atasque. En su lugar, cargue el detergente justo antes de iniciar un ciclo.

3. Dispensador roto o dañado

Es posible que el problema esté en el propio dispensador. Verifique que el pestillo no esté dañado y asegúrese de que la puerta pueda abrirse como se espera durante el ciclo. Si la puerta se atasca o no se abre, es posible que el detergente no se libere en el momento correcto (si es que lo hace), lo que impedirá que se disuelva.

4. Los brazos aspersores no funcionan

Si los brazos aspersores no funcionan correctamente, el lavavajillas no podrá lograr una distribución adecuada del agua. Cuando cargue el lavavajillas, asegúrese de que los brazos rociadores puedan girar libremente y no queden atrapados en bandejas o cacerolas grandes.

Revise los brazos rociadores en busca de grietas o daños y vea si las boquillas están bloqueadas. Si las boquillas están bloqueadas con depósitos de comida u otros residuos, separe los brazos y limpie minuciosamente las boquillas de chorro para eliminar las obstrucciones.

5. Baja presión de agua

Si parece que la máquina no se llena de agua correctamente o si la presión es demasiado baja, la tableta no se disolverá correctamente y es poco probable que sus platos tampoco se limpien. Asegúrese de que el tubo de entrada no esté retorcido, aplastado ni retorcido. Si el lavavajillas no parece llenarse de agua, considere llamar a un ingeniero.

6. Baja temperatura del agua

La baja temperatura del agua es otra causa potencial. Si la temperatura del agua es demasiado baja, el detergente no podrá disolverse por completo. Intente ejecutar un ciclo a una temperatura más alta para ver si el detergente se disuelve y, si aún no lo hace, le recomendamos que llame a un ingeniero.

Otra forma de determinar si la temperatura del agua es baja es comprobar si los platos están calientes al final del ciclo. Si están fríos, la máquina no calienta adecuadamente y debes llamar a un ingeniero.

7. Tipo de detergente

Si su lavavajillas parece funcionar como debería, podría valer la pena llamar al fabricante para averiguar si el lavavajillas en cuestión está diseñado para funcionar con un tipo específico de detergente para lavavajillas.

Las variaciones en el funcionamiento de los diferentes modelos y marcas de lavavajillas pueden significar que algunos lavavajillas están diseñados para funcionar con tipos específicos de detergente, y el problema que estás experimentando podría ser tan simple como que no estás usando este tipo específico.

En este artículo hemos hablado principalmente de las pastillas para lavavajillas, pero es posible que su máquina esté diseñada para utilizar detergente en polvo o gel. Asegúrese de utilizar el producto correcto para que coincida con el funcionamiento de su máquina.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Las preguntas más frecuentes sobre por qué las pastillas para lavavajillas no se disuelven

Si alguna vez has utilizado pastillas para lavavajillas y has notado que no se disuelven por completo, es posible que te hayas preguntado por qué sucede esto. Para resolver tus dudas más comunes, hemos recopilado las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre esta cuestión.

1. ¿Por qué las pastillas para lavavajillas no se disuelven?

Hay varias razones por las cuales las pastillas para lavavajillas no se disuelven adecuadamente. Una de ellas podría ser la baja temperatura del agua. Si el agua que ingresa al lavavajillas no está lo suficientemente caliente, es posible que la pastilla no se disuelva por completo.

Otra posible razón es una obstrucción en los brazos rociadores o en el compartimento de la pastilla. Si estos elementos están sucios o bloqueados, el agua no podrá llegar a la pastilla de forma adecuada, lo que dificultará su disolución.

Además, es importante verificar si la pastilla que estás utilizando es compatible con tu lavavajillas. Algunas pastillas pueden no ser adecuadas para ciertos modelos o marcas, lo que podría interferir en su capacidad de disolverse correctamente.

Si ninguno de estos factores parece ser el problema, podría ser útil consultar el manual de instrucciones de tu lavavajillas o contactar al fabricante para obtener más información.

2. ¿Cómo puedo solucionar el problema de las pastillas que no se disuelven?

Si las pastillas para lavavajillas no se disuelven, puedes intentar solucionar el problema siguiendo estos pasos:

  1. Verifica la temperatura del agua: Asegúrate de que el agua que ingresa al lavavajillas esté lo suficientemente caliente. Muchos modelos requieren una temperatura mínima para que las pastillas se disuelvan correctamente.
  2. Limpia los brazos rociadores: Si los brazos rociadores están sucios u obstruidos, limpia los orificios con un cepillo suave o un alambre desatorador.
  3. Limpia el compartimento de la pastilla: Asegúrate de que no haya ningún residuo o obstrucción en el compartimento de la pastilla. Puedes usar un paño húmedo para limpiarlo.
  4. Utiliza pastillas compatibles: Verifica si la pastilla que estás utilizando es compatible con tu lavavajillas. Es posible que debas probar con diferentes marcas o tipos de pastillas para encontrar la que mejor se ajuste a tu lavavajillas.

3. ¿Puedo usar otro detergente si las pastillas no se disuelven?

En caso de que las pastillas para lavavajillas no se disuelvan, puedes considerar usar otro tipo de detergente, como polvo o gel para lavavajillas. Estos productos tienden a disolverse más fácilmente, incluso en agua a temperaturas más bajas.

Es importante leer las instrucciones de uso del nuevo detergente y ajustar la cantidad según la carga de tu lavavajillas. Además, asegúrate de que el detergente sea adecuado para usar en lavavajillas y no en lavado a mano.

Esperamos que estas respuestas te hayan ayudado a comprender mejor por qué las pastillas para lavavajillas no se disuelven adecuadamente. Recuerda que, si el problema persiste, es recomendable consultar con un profesional o contactar al fabricante de tu lavavajillas.

Deja un comentario